Centrales: Los del archivo histórico

La guía de tacos

 

La Pinguica: El lugar está relativamente escondido entre los restaurantitos del rumbo; hay que buscar el nombre del lugar en el exterior (o preguntar entre los vecinos que lo ubican facilmente) para toparse con el local más socorrido de los que por ahí se encuentran. Si San Cosme no es una de las zonas más bellas a la vista gana puntos por su tradición taquera en la ciudad,  y el sabor de estos tacos lo confirman. Como atinadamente me dijera un connoiseur del tema al probarlos por vez primera te encuentras con el sabor de antaño, y es que este pastor recuerda más a un guiso que a las clásicas secas rebanadas de carne adobada. La especialidad es el pastor y el suadero. Los tacos son pequeños, baratos y deliciosos, sobre todo por  el detalle de distinción que es la forma en que se mezcla la cebolla con la carne y la salsa.
Especialidad: Suadero y pastor
Precio:  por taco al pastor $4.50
Salsómetro: La salsa por si misma no es nada espectacular pero como acompañante del taco es asombrosa: es más un ingrediente más del taco que un aderezo extra.
Ubicación: Ribera de San Cosme casi esquina Daniel Delgadillo. Justo frente al difunto Cine Cosmos. No cuentan con teléfono.

Los Cocuyos:
Cuando me hablaron de los cocuyos mencionaron las ideas claves para que yo odie cualquier lugar: que estaba feo + chiquito + cerca de La India (cantina que aborrezco) + se come de pie + venden tacos de surtida, ¡Guácala! ¡cuánta vulgaridad! Pero fui. Está justo a un lado de Los Portales de Tlaquepaque, cantinita clásica del centro, nada fea, incluso hasta agradable. Los tacos los puedes pedir ahí adentro y tomarte lo que se te dé la gana, es cuestión de que le digas a alguno de los meseros que te los traiga y listo. Y bien… los tacos; los pedí con un poco de miedo. Empecé por la maciza. Fue todo contrario de lo que esperaba, carne muy suave y bien sazonadita. Los pedí con todo, salsita verde, cebolla y cilantro, ¡delicioso! La salsita es picosita y el taco tiene la suficiente grasa como para que sepa pecaminosamente bien y poder ir tranquilo a dormir.
Especialidad: Maciza, longaniza y surtido.
Precio:  por taco de maciza $9
Salsómetro: Picosona sin mucho en particular
Ubicación: Bolivar 56, centro.

Tacos “Don güero”:
En la zona de restaurantes argentinos, franceses y gringos de Río Lema, en la Cuautémoc, se encuentra un modesto changarrito (justo en la esquina de Río Guadalquivir) repleto de comensales dispuestos a interrumpir su velada en el Papa Bills para salir a echar taco en el noctámbulo puesto de Don güero, su amplio menú incluye: bistec, pastor, alambre, gringas, lengua y cabeza. Todos con la opción de campechanear y de agregar queso en tortilla de harina o de maíz. Una vez que logras decidirte, el generoso taco va cumpliendo sus expectativas: el pastor bien doradito combinado con queso de buen sabor, te deja con ganas de seguir probando, el secreto, un aceite con jugo de limón y especias que sirven para aderezar la carne —receta secreta y éxito del lugar— pero ojo, si eres de estómago pequeño máximo podrás degustar dos de sus especialidades, así que escoge bien desde el principio.
Especialidad: Taco al Pastor con queso en tortilla de harina

Precio:  por tacocon queso $20, sencillos $10.

Salsómetro: Guacamole picosito y salsa roja de chile de árbol.

Ubicación: Río Lerma y Río Guadalquivir, Cuauhtémoc, s/n.