Aquí, la tortilla truena

Especial/Flickr
Tal vez en
el fondo de tu estómago exista un profundo debate entre tu antojito mexicano favorito. Una disputa seria entre los
tacos y las tostadas. Dos primos de la rama de la vitamina-T que
parecen lo mismo: masa con "prácticamente lo que sea" pero que en el
plato tienen diferentes comportamientos.
 
Los que se inclinan por las tostadas saben que el crujiente es un
plus a la experiencia
(saben también que dominar el arte de comerlas
requiere práctica). Y también saben que hay ciertos guisos (cómo la cochinita o
la tinga) que montados en tostada saben mucho mejor.
 
Para ellos este top, que ovaciona todo lo que viene encima de "una tortilla crujiente".