¡Mama mia!

?Ma che cosa!

Siempre que salimos con alguien por primera vez le preguntamos sobre su comida favorita, esto para saber si haycompatibilidad gastronómica y para tener cuidado a la hora de querer invitarle unos tacos al salir del bar. Es probable que nueve de cada diezpersonas respondan que dentro de su top 3 está la italiana.Y es que no son sólo las suntuosas pastas, las crujientes pizzas, las frescas ensaladasy el seductor vino, la verdad es que el ambiente de un restaurante italiano siempre es agradable.

Amamos esas pequeñas trattorias que nos envuelven a la luzde las velas, entre cálidas paredes de ladrillos y violines acompañados de unhombre que todo lo que alguna vez quiso fue parecerse a Luciano Pavarotti.

Si les late la idea de probar una pizquita de Italia, acá en elDF, les recomendamos cinco trattorias que ponen en alto el nombre de lagastronomía mediterránea.

Vamos al siguiente.