7. El Pastorcito de Boturini (el original de Don Ray)

G.P.C.R.

Queridos chilangos amantes de los tacos, al llegar a esta taquería ubicada en Avenida Lorenzo Boturini (antes 2503, ahora sin número), a escasas cuadras de Viaducto Tlalpan y muy cerca de la delegación Venustiano Carranza, no se dejen engañar y vayan al Pastorcito original, es decir, el carro de lámina que está enfrente del local que dice El Pastorcito.

Según Don Ray (su flamante dueño y todo un personaje que viste de look texano-grupero, y quien está siempre presente en la taquería), la clave del éxito de la taquería es que su carne al pastor está sazonada con una receta secreta, la cual se hace patente cuando al dar el primer mordisco y terminar de masticar el taco, el paladar percibe de forma discreta pero concisa un sabor diferente e indescriptible (pareciera una mezcla de carbón con salsa inglesa).

La especialidad de la taquería es justamente el pastor (ya sea en taco o en presentación de alambre, gringas o flautas) y, de hecho, si se pide la carne planchada (directa al comal, en lugar de ser rebanada del trompo) sabe doblemente más rica, pues adquiere una consistencia dura por fuera y suave por dentro.

Es tal la popularidad del lugar, que los viernes o sábados se encuentra repleto a las 4 de la mañana. Cuentan con tres tipos de salsa: roja, guacamole y habanero con pepino. Un dato relevante es que no le echan piña a los tacos pues consideran que rompe con el sabor de su receta secreta, así que ni la pidan porque no la encontrarán.

Precio del taco: 12 pesos.