6.-Oca

Marc Fauche /Archivo Chilango

Menú 6.33
Atmósfera 4.33
Puesta en mesa 6.33
Decoración/diseño 6.66
Temperatura de alimentos 4.66
Presentación 14
Sabores 16.33
Calidad de materias primas 12.66
Atención 11.33

Chef Vicente Torres / Sous chef Mateo Salas 

Oca encuentra el lujo en la holgura. La hermosa casa de la calle Molière está decorada con pocos elementos –madera, cristal, metal, pizarra–; en la planta baja hay, nada más, una mesa; en la alta, unas cuantas más. Su chef es Vicente Torres Pérez y, si su comida no siempre es sorprendente o lograda, su ojo sí lo es: dispone el plato con una hermosura rara vez (o acaso nunca) vista en la ciudad, con una plasticidad que puede llegar a conmover. Ejemplo: el royal de foie con gelatina de vino dulce, gel de lytchee y brotes tiernos, que es como un jardín recién nacido en una piedra preciosa. El servicio casi no tiene pecas; su acento está bien puesto en el vino y hay una muy buena selección de aceites de oliva para sopear el pan.

Platillos probados: royal de foie con gelatina de vino dulce, gel de lytchees y brotes tiernos; rib eye a la brasa con terrina de pancetta y papa, y mermelada de hongos; chocolate (polvo helado de cacao, chocolate aéreo, cereza líquida, crema helada de caramelo, gel decerveza negra y caramelo de chocolate); piel de leche (a modo de crêpe, rellena de suave crema catalana); helado de coco con gel de ron, mousse de coco y piña caramelizada.
• Alimentos: $800
• Vino nacional: Estela Zinfandel, $185 (copa), $864 (botella)
• Cerveza nacional: $36
• Agua/coctel: martinis de sabores (lychee, maracuyá, manzana), $126

Molière 50, Polanco, 5281 5052 / 5281 5055, lun-dom 13:30-22:30 hrs, ocarestaurante.com

Oca