5 platillos veracruzanos nos encantan

Las embajadas jarochas

VÍAMarianac
Especial

De todas las cocinas regionales que conforman la gastronomía nacional la veracruzana tiene varias de nuestras creaciones favoritas (o productos de muy buena calidad como la vainilla de Papantla). Aunque los ejemplos son interminables aquí te dejamos cinco buenas opciones para empezar.

1.- Arroz a la tumbada 
Nos gusta por que es una mezcla entre sopa ‘aguada’ y sopa seca: un arroz servido en caldo (muy caliente y en ocasiones picoso) que además lleva mariscos. Un plato que simplemente nos hace felices con su abundancia.
¿Dónde probarlo?
Azul y Oro, el restaurante de Ricardo Muñoz Zurita, chef veracruzano enamorado de su tierra.
Datos: Centro Cultural Universitario (cerca de la  Sala Netzahualcoyotl) Ciudad Universitaria, 5622 7135  

2.- Pescado a la veracruzana
Suena a obviedad pero este clásico tiene mucho que dar.
¿Dónde probarlo?
En la embajada jarocha, junto a un son.
Datos: Zacatecas 138 esq. Jalapa, Roma; 5584 2570.

3.- Mole de Xico
No todo es costa en Veracruz y este mole es una prueba.  De color rojo sin mucho picante, bueno para el pollo y las enchiladas.
¿Dónde probarlo?
En El Tajín, un restaurante que sigue la filosofía del Slow Food de la mano de la chef e investigadora Alicia Gironella D’Angeli.  
Datos: Miguel Ángel de Quevedo 687, Cuadrante de San Francisco, 5659 5759.

4.- Bombas
Tal como el nombre lo anticipa son el resultado de una creación miscelanea de ingredientes: una concha rellena de frijoles a la que se le puede agregar también queso o natas. Un clásico del mítico café La Parroquia.
¿Dónde probarlo?
En Paxia las preparan con carne kobe, frijoles y requesón.
Datos: Avenida de la Paz 47, San Ángel, 5616 6964

5.- Jaiba desnuda
Si te topas con un chilpachole muy bien, si te topas con esta versión de la jaiba mucho mejor. Disfruta las dificultades de comerla.
¿Dónde probarla?
En el nuevo restaurante Sabor Amor, la sirven con una costra de pepita que le da una textura crujiente.
Datos: Álvaro Obregón 206, Roma