4 razones para echarle huevos a tu dieta

Dátelo con confianza

iStock

Afortunadamente, hace tiempo que el huevo ha dejado de ser el malo de película y con argumentos más que justificados.

Al contrario de lo que se pensaba, el huevo es un alimento muy saludable que no debería faltar en la alimentación de cualquier persona.

Aprende ahora de qué manera puedes mejorar tu salud al consumir huevos.

1. Concentran una elevada cantidad de nutrientes

Los huevos son un alimento muy nutritivo que contiene un poco de todos los nutrientes esenciales que tu cuerpo necesita para funcionar correctamente.

Un solo huevo cocido te aporta 6 gramos de proteína, selenio, vitaminas B2, B12, B5 y A, fósforo, ácido fólico…, además de proporcionarte colina, un nutriente con un papel muy importante en la función cerebral (1).

¡Ah! Todos estos nutrientes, excepto la proteína, se encuentran en la yema, por lo que es absurdo comer un huevo sin yema.

2. No dañan la salud del corazón

No hay motivos para pensar que el consumo de huevos aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas.

Es más, son muchos los estudios que han confirmado, para alivio de muchos, que los huevos no incrementan las posibilidades de sufrir enfermedades relacionadas con el corazón (2).

3. Favorecen la pérdida de peso

Gracias a su alto contenido de proteína, los huevos poseen un enorme efecto saciante.

En otras palabras, cuando comes huevos, te sientes saciado de forma mucho más rápida en comparación con otros alimentos, lo que se traduce en una reducción del consumo de calorías a lo largo del día (3).

Además, se ha demostrado que un desayuno a base de huevos puede aumentar hasta en un 65 % la pérdida de peso, en un 34 % la reducción de barriga y en un 16 % la eliminación de grasa corporal (4).

4. No aumenta el colesterol en sangre

Los huevos poseen colesterol, sí, pero esto no significa que tus niveles de colesterol en sangre aumenten al comerlos.

La mayor parte de colesterol de tu organismo no proviene de los alimentos, sino que la produce tu hígado, el mismo que limita su producción cada vez que ingerimos alimentos ricos en colesterol (5). 

¿Te quedas más tranquilo? No te dejes llevar por las viejas leyendas y haz caso a lo que dice la ciencia: métele huevos a tu dieta.

También lee:

¿Por qué le ponemos piña a los tacos al pastor?

#LordRides: un chilango ejemplar

Frases locas de papá Freud

Referencias

(1) http://nutritiondata.self.com/facts/dairy-and-egg-products/117/2
(2) http://www.bmj.com/content/346/bmj.e8539
(3) http://ajcn.nutrition.org/content/87/5/1558S.long
(4) http://www.nature.com/ijo/journal/v32/n10/full/ijo2008130a.html
(5) http://grasasyaceites.revistas.csic.es/index.php/grasasyaceites/article/viewFile/1237/1240