Después del 19S: ¿es momento de comprar departamento?

Algunas de las colonias preferidas de los chilangos para vivir, como Roma, Condesa, Del Valle y Narvarte, fueron de las más afectadas por el sismo de 19 de septiembre, situación que cambiará el panorama inmobiliario de la ciudad en los próximos meses.

Aún no inician las labores de reconstrucción y queda un largo camino en las zonas donde hubo derrumbes e inmuebles dañados; sin embargo, el mercado de rentas y ventas de viviendas ya está sufriendo cambios.

Javier García, director regional del portal inmobiliario Lamudi, explicó que, aunque es muy pronto para dar números, a corto plazo sí habrá un retroceso en las zonas afectadas.

«En el caso de las rentas, pueden sufrir un retroceso de entre el 15 a 20 por ciento en las zonas más afectadas, como la Roma, Condesa, Lindavista o la Del Valle», asegura el especialista.

Además de los daños y las pérdidas materiales, otro de los factores que propiciarán este decremento es el miedo a habitar las zonas donde el sismo tuvo mayores efectos; ante ello, señala García, la gente ya está buscando viviendas en colonias aledañas y en lugares que consideran seguros.

Después del temblor, el portal de lamudi.com ha registrado un incremento de 20% en búsquedas en colonias como la Doctores, Tránsito, Del Carmen y Portales, así como en las consideradas regiones seguras (en cuanto a sismos) del Estado de México, como Lomas Verdes y Las Águilas.

El mercado inmobiliario pasará por tres fases, explica Leonardo González, del sitio propiedades.com: «Primero es el efecto inmediato que multiplicará la depreciación de los edificios afectados; en segunda estancia, cuando los precios empiecen a bajar; en el tercero viene la recuperación de la zona, lo que se verá reflejado en la habitabilidad de las colonia y modificará de nuevo los precios».

En cuanto a la plusvalía, se prevé que en un largo plazo sea más barato comprar algún inmueble en las colonias afectadas, como la Roma-Condesa, donde podría disminuir hasta 15%

«En Condesa, que tiene un precio promedio de $50,900 el metro cuadrado, en un departamento de 130 metros estamos hablando que tiene un costo entorno a los 6.5 millones, a corto plazo estamos hablando de que esos departamentos se venderán en 5 millones”, señaló García.

¿Cómo será una vez que termine la reconstrucción?

Aunque con el sismo de 1985 el precio de las viviendas y las rentas en las zonas siniestradas se depreció hasta 50% y tuvieron que pasar más de seis años para recuperarse, ambos especialistas coinciden en que el panorama inmobiliario, una vez que termine la reconstrucción, será favorable.

«Las zonas afectas por el sismo se caracterizan por tener una ubicación estratégica, puede ser que en algunos de los inmuebles siniestrados se edifiquen centros comerciales u oficinas», señala González.

Por otro lado, de acuerdo con la previsión de Lamudi, será aproximadamente en 4 años cuando estas colonias vuelvan a ser tendencia, lo que provocará que la plusvalía se posicione incluso por encima del promedio.

Edificios modernos y con mejores medidas y normas de construcción es lo que prevén ambos analistas, algo que, posiblemente también se vea reflejado en un aumento de los precios.