Dos videos captaron a Marco Antonio el día antes que apareciera

Dos videos de Marco Antonio Sánchez, el estudiante que estuvo desaparecido durante cinco días, circulan en redes sociales y habrían sido captados el día previo a que se reencontrara con sus padres, tras ser ubicado en el Estado de México.

Se trata de las grabaciones de seguridad de una casa, tomadas durante la madrugada, en las cuales se ve al joven de 17 años tocar el timbre de una puerta y murmurar algo antes de alejarse.

También checa: Así empezó el caso de Marco Antonio

De acuerdo con información de Milenio, los videos de Marco Antonio fueron tomados el 27 de enero, el día anterior a que una llamada vecinal permitiera ubicarlo en calles del municipio mexiquense de Melchor Ocampo.

¿Qué hay en los videos de Marco Antonio?

En las imágenes, viste camiseta blanca, pantalón y suéter largo grises, y zapatos negros.

En una de las grabaciones, el estudiante de prepa avanza hacia la puerta y toca el timbre, mientras se escucha el ladrido de perros; luego, se le oye repetir: «estaba yo durmiendo allá, en la piedrita». La que parece la voz de quien habita la casa interviene: «sácate a la chingada, cabrón, que voy a llamar a la patrulla».

▶VIDEO | Difunden imágenes del caso #MarcoAntonioSánchez de los días en los que estuvo desaparecido pic.twitter.com/lvr3oF5ACV

— Milenio.com (@Milenio) 3 de febrero de 2018

En el segundo de los videos de Marco Antonio se le ve volviendo a acercarse a la puerta y esta vez murmura algo que no logra distinguirse claramente. Luego, se va.

▶VIDEO | Difunden imágenes del caso #MarcoAntonioSánchez de los días en los que estuvo desaparecido pic.twitter.com/rIPu8us93e

— Milenio.com (@Milenio) 3 de febrero de 2018

A pesar de que la calidad de las imágenes no es muy nítida, es posible apreciar que el joven no presentaba los golpes con que apareció el domingo siguiente (28 de enero), tras cinco días de estar desaparecido, luego que policías lo detuvieran en Azcapotzalco, por una supuesta denuncia de robo.

También checa: Las dudas que deja el caso de Marco Antonio

Además, este sábado 3 de febrero se confirmó que las cámaras de seguridad de la patrulla en que Marco Antonio fue subido en Azcapotzalco no funcionan desde noviembre de 2017.

Ese día, según la versión de un amigo del joven y único testigo presencial, Marco Antonio quería fotografiar un grafiti, cuando dos policías lo abordaron por una supuesta denuncia de robo, cuya víctima ya no apareció.

El joven logró correr hasta una estación de Metrobús, donde fue sometido por al menos tres agentes, que luego lo metieron en la patrulla.

En un comunidado, la Procuraduría capitalina informó las cámaras de seguridad de la patrulla están averiadas desde hace unos tres meses, a causa de un corto circuito.

«En avance a la investigación relacionada con un adolescente en la delegación Azcapotzalco, peritos especializados de la Procuraduría General de Justicia capitalina comprobaron que las videocámaras instaladas en la patrulla relacionada con los hechos se encontraban averiadas desde el 8 de noviembre de 2017, debido a un corto circuito en el mecanismo del sistema eléctrico», se explica en el documento.