Porque amamos a las mascotas

Flickr.com/Javier Caride
A finales de marzo, se dio a conocer que a partir del 1 de mayo serán sacrificados tres mil perros callejeros mediante el uso de barbitúricos. Más allá del problema de que las autoridades se pongan a asegurar que con este método los perros no sufrirán más de lo necesario, a nosotros nos angustia el hecho de que no exista una cultura moderna sobre las mascotas.
 
Se estima que la población total de perros chilangos es de más de un millón; de ellos más de 120 mil son callejeros. Para evitar llegar al extremo de sacrificarlos, enlistamos algunas recomendaciones para reducir la población de perros callejeros y, de paso, para darle una mejor vida a tu mascota perruna.
   

1.- No le compres cachorros a cualquiera que te topes en la calle

¿Por qué?
La mayoría de esos animalitos son "maquillados" para tener rasgos de cierta especie. Ya sea que los rapen, les pinten el cabello –con alguno de los tintes comerciales que todos conocemos–, o les corten las orejas, estos tipos están dispuestos a maltratarlos con tal de venderlos. Además, es casi seguro que no cuenten con sus vacunas de ley; el contacto con humanos hace que adquieran enfermedades y por eso no es nada raro que un cachorro comprado en la calle muera al poco tiempo de ser adquirido.
A ver…
En los primeros días de abril Norberto Solís Cruz, diputado del Partido Verde Ecologista de México, denunció que en el Mercado de Sonora fue vendido un “pastor alemán” de 3 meses que tenía rabia. 

2. No regales perros como si fueran chocolates

¿Por qué?
Todos conocemos el encanto que tienen los cachorritos y lo bonito que se siente cuando te hacen un obsequio, pero también debemos ser concientes de que se trata de un ser vivo que vivirá por muchos años, tiempo que necesitará cuidados y alimentación. Antes de regalar un perro, piénsalo dos veces. Habla con el futuro dueño para conocer el ambiente en el que vivirá el perro, si tendrá los cuidados necesarios, pero –sobre todo– asegúrate de que la persona a quien se lo regalas es responsable.

A ver…
La edad promedio de vida de un perro es de entre 7 y 12 años, aunque hay perros que viven hasta los 15. 

3. Olvídate de los particulares que se meten a armar criaderos

¿Por qué?
Es muy diferente alguien que tiene una mascota preñada y decide regalar a los cachorros –por falta de espacio o atención– a personas que cuidarán bien de ellos, a alguien que tiene perros y los cruza con la intención de venderlos sin importar la suerte que correrán.Sobre todo si no tienen las condiciones y el profesionalismo para hacerlo.
A ver…
La Federación Canófila Mexicana mantiene el registro de criaderos especializados en donde puedes adquirir una mascota.