Términos del Chilangoñol

Revista Chilango.

Términos del Chilangoñol

Chavos: Forma supuestamente desenfadada y casual de referirse a los jóvenes. Término abusado en las estaciones radiofónicas locales. Quien lo utiliza denota que definitivamente ya no es uno.

No pica: Sí pica, como todo aquí, pero si no lo aguantas no eres lo suficientemente valiente, lo suficientemente mexicano.

Sí pica: Vas a llorar.

Ai nos llamamos: Menos comprometedor que “te llamo”, aunque ambos significan “no te llamaré y sé que tampoco tú a mí”.

Ahorita: Al igual que su forma simple “orita”, este extraño diminutivo de “ahora” es una peculiar unidad de tiempo que puede abarcar entre cinco minutos y ocho eternidades.

Ya me cargó el payaso: Un chilango sabe que su situación no puede empeorar cuando se encuentra acurrucado entre los brazos del más aterrador de los artistas circenses.

Takeshi: Esta forma cariñosa de llamarle al taco lleva implícito un homenaje a nuestros hermanos del Lejano Oriente, particularmente a la serie televisiva de los sesenta Señorita Cometa.

A huevo: Dependiendo el tono y el contexto, puede significar “a fuerza, necesariamente”; “por supuesto, desde luego”; o bien, una expresión de festejo y celebración. La intención de la frase suele ser clara. Y yema.

De veritas: Significa “de verdad, en serio”. Muestra de la sabiduría chilanga, la expresión hace referencia a Veritas, la diosa de la verdad en la mitología romana… o quizá sólo sea un diminutivo de “verdad”… la neta quién sabe… ah, y “la neta” es su sinónimo.