Que no te birlen la nave

Los 10 autos más robados en el DF

Getty Images

Ya juntaste tu lanita –sufriste por ella y te privaste de ser el típico Godínez en quincena durante varios meses– y por fin después de mil y un sacrificios te compras tu nave voladora. Claro, antes de hacerlo estuviste evaluando un estudio costo-beneficio sobre las chicas –o chicos– por kilómetro que te permite la nueva adquisición.

Está lustroso, huele a nuevo y no dejas que nadie coma ni fume, por supuesto, dentro de tu carroza. Y un día, llegas a casa de ese ligue o al último concierto de tu banda favorita y no hay donde estacionar. Te arriesgas a dejar el coche –así decimos los chilangos, los fuereños dicen carro–, en la calle.

Error fatal, regresas y ya no está. Por tu cabeza pasan los momentos, pocos pero significativos, que disfrutaste con tu coche nuevo: cuando lo fuiste a recoger a la agencia y lo tenían cubierto con una funda de tela –o si eres más cursi hasta pediste que le pusieran un moño gigante–, cuando entraste por primera vez y olía a más nuevo que horas después; cuando giraste la llave e hizo su primer ¡ruuunnn!; la primera vez que lo lavaste.

Estás al borde del llanto y lo más probable es que nunca lo vuelvas a ver. Según la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS), en el DF se robaron 10 mil 649 vehículos asegurados en el último año. Y aunque en los últimos cuatro años el robo ha ido a la baja, aún siguen siendo bastantes.

El problema está en que quizá elegiste mal. En lugar de andar viendo cuántas morras –porque está de moda decirles morras a las morras–, por kilómetro ibas a levantar, primero debiste pensar, quizá, si gastaba mucha gasolina, o si los mantenimientos salían caros, o si a largo plazo tu inversión iba a ser rentable.

Quizá, aunque lo primeritito que debiste checar era si tu bebé estaba dentro de la lista de los 10 vehículos que más atraen a los amigos de lo ajeno en México.

Si ya te pasó, igual podrías checarla para que con lo que te den del seguro –¿si lo aseguraste, verdad? –, elijas sabiamente. Y si no has comprado, igual te sirve.

1.- El Tsuru (¿será porque es un clásico contemporáneo?)

2.- La Pick Up de Nissan (ya ven que hasta la rata se las ve negras para cargar cosas)

3.- El Jetta Clásico (¿Porqué les gusta tanto ese coche?, ¿será influencia sateluca o porque es el BMW de los godínez?)

4.- El Sentra (obvio el nuevo, no los de antaño)

5.- Yamaha 111 – 250 cc (¿Qué, pensaste que estabas a salvo de los malandros por andar en moto?)

6.- Kenworth (Sí, hasta los trailersotes son víctimas)

7.- Bora (Ora’ si que por el puro lujo de andar presumiendo)

8.- Honda 111 – 250 cc (Ya ni la perdonan, hasta a las motos del abonero le pegan)

9.- Ibiza (¡Ah, los deportivos, cómo llaman la atención!)

10.- Tiida (Algo tienen los autos japoneses que son populares… entre los robacoches)