¿Por qué dicen todo en inglés?

La explicación del fenómeno malinchista

Especial

Tal vez nadie se ha detenido a dimensionar lo ridículo que suena que dos mexicanos platiquen en inglés por el hecho de demostrar que hablan muy bien ese idioma; lo único cierto es que cualquiera que sea su pretexto, esto es una reverenda sangronada. No es posible que nos salgan con un “emmm, like, emmm”, o con un “¿cómo se dice esta palabra en español?”…

Por más vueltas que le hemos dado al asunto, no encontramos una verdadera explicación más que malinchismo puro. Estas son las justificaciones que ellos nos dan:

1- “Tengo pésima ortografía”

Todo nace a partir de las terribles lagunas mentales que tienen algunos en cuestiones ortográficas: se les junta en una palabra una “v” y una “s” y es suficiente para cambiarla al inglés. ¿Por qué? Porque no saben cómo escribirlo en español. El inglés tiene una gramática muy sencilla, así que lo más fácil (aunque existe Google para buscar lo que sea) es cambiar un “levántate” por “get up”.

 

2- “Es que suena más bonito”

Qué lástima que no valoren un idioma tan complejo como el nuestro o que le pongan supuestas categorías “estéticas”; ninguna palabra del español suena más bonito en inglés. Esas son ideas raras y tergiversadas que alguien les metió en la cabeza. Es percepción pura. ¿De cuándo acá está mejor decir “i’m in love” que “estoy enamorado”? El problema es que quieren ser más sutiles con los mensajes y creen que los disuelven un poco poniéndolo en otro idioma.

 

3- “Estamos muy cerquita de Estados Unidos”

¡Qué bueno que no somos como España que traduce todo y cambia “Luke Skywalker” por  “Luque Trotamundos”! Es cierto que mucha información llega a nuestras manos en inglés (películas, series, revistas, blogs, etc.), pero por más adictos que seamos a los medios de comunicación ¿por qué creer que todas las ideas americanas se tienen que decir en inglés o no se van a entender? Les juramos que random, freaky, cute, best friend forever, party, kinky, what y fuck tienen traducción. Ah, y si se trata de cercanía, de vez en cuando se les saldrían palabras en náhuatl o mazahua, ¿no?

 

4- “Es que viví en otra parte del mundo”

Es una jalada que alguien diga: “Voy a Wuuuuol Marrrt” en vez de “Voy a Wall Mart”, aunque haya vivido un año –o cinco– en Estados Unidos. Vamos, ellos saben perfecto que es una exageración. La lengua materna no se olvida, así que es mentira aquello de que no saben cómo decirlo en español, lo hacen para crear una imagen innecesaria. ¿Qué quieren demostrar?, ¡qué flojera!

 

5- “Está de moda”

Ojalá hubiera un aparato mágico que revirtiera esta ridiculez social. Nosotros nos preguntamos: ¿qué gringo puede aprender español aquí si todo el mundo le habla en inglés?, ¿qué opinaría un alemán de dos mexicanos hablando en inglés? y, lo más importante, ¿en qué momento nos volvimos como Paulina Rubio? Es triste notar que una cultura tan rica como la nuestra se desvirtúe por puras gringadas sin sentido, ¿quién nos enseñó a idolatrar todo lo que no sea nuestro?

 

6- “Es que tengo amigos de todo el mundo”

Nadie duda que tengan muchos amigos internacionales, pero aunque 20% de su Facebook y Twitter esté integrado por personas de otros lugares ¿por qué no escribir –en todo caso– en los dos idiomas? ¿Dónde dejan su orgullo de hablar español? Está de flojera ver todos los estatus en inglés siendo uno mexicano; con razón tantos tienen el sueño americano tan idealizado. Ustedes apoyan esa desventaja. Para presumir sus jeans nuevos, ¿de verdad tienen que decir “i love my new pair of jeans” en lugar de “amo mis pantalones nuevos”? ¡Qué pretencioso!

 

7- “Es que…, ¿cómo se dice eso en español?”

No deberíamos conformarnos con un “no sé”, para eso existen los diccionarios, libros e internet. Pónganse a estudiar su propio idioma, leer es la forma más fácil de mejorar la ortografía y de llenar los espacios vacíos por falta de conocimiento. Aunque les parezca chistoso decir “¿cómo se dice bullshit en español?”, a nosotros sólo nos demuestra ignorancia. (Por cierto, se dice patrañas).

 

8- “Es que estuve en escuela bilingüe”

No importa que la mitad de sus estudios hayan sido en inglés; es más, nos vale que hasta las matemáticas las hayan estudiado en ese idioma. Si se supone que la escuela era bilingüe, deberían hablar perfecto el español, su lengua materna, ¿se acuerdan?, y no decir cosas como: “Cuando estaba en el high school”. ¡Qué ridículos!