Ponle freno a la automedicación

Ya sea por práctica o para ahorrar algunos pesos, muchos chilangos recurren a la automedicación para sanar algunos problemas de salud, pero no siempre es la mejor opción.

El frío no da tregua y las enfermedades respiratorias están a la orden del día. Antes de ir a la farmacia y automedicarte, piénsalo dos veces.

«Por cada cinco personas que venían a la farmacia, solo una lo hacía con receta médica», comenta Raúl, quien durante 10 años estuvo a cargo de una farmacia ubicada al norte de la Ciudad de México.

De acuerdo con un estudio realizado en 2013 por la Universidad del Valle de México, 78% de la población consumió algún tipo de fármaco sin consultar al médico.

La automedicación puede empeorar tus padecimientos

Lejos de ayudar con la salud de los pacientes, automedicarse lo empeora, debido a que la gran mayoría de las personas no sabe medicarse y solo contribuye a fortalecer a algún virus, como el de la gripe, uno de los más comunes en esta temporada de frío.

«Una infección viral, por ejemplo, no necesariamente necesita de un antibiótico: al ingerirlo contribuyen a la resistencia bacteriana», dice Jorge A. Rodríguez García, vicepresidente del Colegio Mexicano de Medicina Interna.

Según la consultora IMS Health, los padecimientos más automedicados son: los de dolor (56%), gastritis (42%), gripe (33%) e infección (31%).

«Sé que me van a recetar lo mismo de siempre, por eso no voy al médico», dice Guadalupe Montiel, de 56 años.

Raúl cuenta que en la farmacia donde trabajó las personas acudían con mayor frecuencia a pedir medicamento para infección en los ojos, en vías urinarias y respiratorias; «cuando iban a la farmacia preguntaba sus síntomas, dependiendo de eso diagnosticaba: me sentía con la capacidad de hacerlo».

Foto: Shutterstock

Durante los 10 años que trabajó en dicho lugar, Raúl acudió a dos cursos, uno duró un día y fue en AstraZeneca, y el otro en la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), con una duración de una semana. Un médico familiar cursa una carrera que puede durar hasta cinco años, más un año de servicio y otro más de internado. La especialidad dura cuatro años más.

A pesar de ello, el índice de automedicación va en ascenso. El estudio que realizó la Universidad del Valle de México reveló que 5 de 10 personas que usan algún medicamento lo hacen por recomendación de un familiar. Otros, por ahorrarse unos pesos.

 También te puede interesar: Échate un caldito (gratis) para el frío