Panteón de San Isidro

Tania Oropeza

Este peculiar panteón está ubicado en la delegación Azcapotzalco y cubre una superficie de 312 mil 791 metros cuadrados, y es el tercero más grande de la Ciudad. Cabe destacar que esta demarcación es la que cuenta con el mayor número de cementerios. En Azcapotzalco existen ocho panteones, cuatro de ellos son vecinales y el resto son civiles. San Isidro se encuentra en la zona de panteones que ocupan un total de 45 hectáreas; pero sin duda, éste es el más interesante. San Isidro es un panteón dedicado exclusivamente a la sepultura de bebés y niños.

¿Por qué vale la pena pasar por un susto?

Porque los mausoleos son pequeños monumentos artísticos dedicados a resguardar los restos de pequeños seres que fueron amados hasta su muerte. Curiosamente, el día en que este cementerio es más visitado es el 30 de abril y no el 1 de noviembre –día de los pequeños difuntos-. En esa fecha, los familiares llenan de globos las tumbas, escuchan rondas infantiles, y hay quienes llevan payasos o magos a visitar el sepulcro del pequeño.

Por su naturaleza, las leyendas macabras que se generan alrededor del panteón tienen como protagonistas a niños. Entre las más populares se encuentra la de Nany, una pequeña de aproximadamente 8 años que se aparece fuera de la barda que rodea al panteón, sobre la avenida Manuel Salazar, y ha ocasionado que más de un conductor se estrelle, distrayéndolo con su figura etérea.

La otra historia es la de David, el pequeño que se le aparecía a los sepultureros y rogaba que le dijeran a su madre que ya lo dejara descansar en paz; se dice que la pobre mujer visitaba la sepultura de su hijo por horas, sin comer o beber, desde el día en que el niño fue enterrado.

Av. Manuel Salazar S/N, Col. San Pedro Xalpa