Ojo, mucho ojo a todos lados

Foto: Cuartoscuro

Chapultepec, Cuauhtémoc y Dr. Río de la Loza

Aquí tuvimos una de nuestras primeras ciclopistas, a pesar de ello el terror continúa latente, sobre todo porque los adorados micros se creen dueños del carril que se supone es únicamente para nosotros. Si vienes por Río de la Loza dirección Insurgentes, no olvides que muchos autos toman hacia la callecita de Turín, déjales claro que vas a seguirte derecho: saca la mano izquierda. Si vas atravesar Chapu, aviéntate hacia la esquina del Mercado Juárez, es complicado pero más adelante será más difícil.

Eje 4 (Benjamín Franklin), Circuito Bicentenario-Revolución y Avenida Jalisco 

Este crucero no sólo me cae gordo como ciclista, sino también como peatón. Es cierto, el Metrobús ha traído cierta movilidad a la otrora Ciudad de la Esperanza; sin embargo también el camión rojo se ha vuelto una máquina de la muerte debido a la poca tolerancia hacia los despistados peatones que apenas entienden cuando les toca cruzar. El truco aquí es confiar en los señalamientos pintados en el piso, puedes pasar como peatón, pero que no te gane la pereza: ¡bájate de la bici! Recuerda que así como a los ciclistas nos patea que los coches no respeten nuestros espacios, ningún peatón te aplaudirá por invadir los suyos.

Insurgentes y Reforma

Aquí la ciclopista es nuestra aliada pero el Metrobús es nuestro enemigo. Definitivamente no te confíes del verde, voltea a ver todos los puntos y considera escudarte de otro vehículo siempre y cuando éste no vaya a girar a la derecha.

Avenida Aztecas, Avenida del Imán y Delfín Madrigal

Desafortunadamente tuvo que morir la joven Ilse Alonso en febrero pasado para voltear a ver el riesgo de este punto donde a diario cruzan cientos de estudiantes. La onda aquí es no entregarse ciegamente a la luz verde, antes de cruzar por cualquier punto wacha que alguien no venga tendido, sobre todo cuando no vienes escudado de otro vehículo.

Retornos e incorporación a laterales 

La campeona en esta categoría es Avenida Reforma con dirección poniente-oriente a la altura de la Estela de Luz. El desnivel y los coches que se incorporan desde Circuito Interior lo hacen más difícil, si vienes del Bosque de Chapultepec o Museo Tamayo hacia el metro Chapultepec, lo mejor es que frenes totalmente y verifiques que no viene nadie, antes de dejarte llevar por el vuelo que traes.

Insurgentes Norte, Canal del Norte, Eje 1 Poniente (Vallejo-Guerrero)

Éste si es un trébol suicida que por mucho tiempo fue una ruta para bajar del Norte hacia el Centro. Ahora con las dos líneas del Metrobús es casi imposible, al menos que invadas el carril confinado.  Es en serio, traten de evitarlo, en primera porque las vías rápidas urbanas –léase más de 60 kilómetros por hora– no son para las rilas; y en segunda, aún cuando seas muy experimentado y alcances esa velocidad, basta un pequeño bache, piedra o movimiento en falso para perder el control. Si después de saber esto, insistes, que Saint Germain, protector de los ciclistas, te acompañe.

Da clic en siguiente, tenemos más consejos ciclistas para ti.