*

A los chilangos nos gusta el camarón (La Nueva Viga, el puerto más grande de México, en el DF) | Chilango.com

Revista Chilango

50 lugares para comer
rico por menos de $150
Abril 2014
No. 125
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

La Nueva Viga, el puerto más grande de México, en el DF

A los chilangos nos gusta el camarón

08 de marzo de 2013
Por  Iván Ramírez   

A los chilangos nos gusta el camarón... pero nos gusta de forma especial, casi podría decirse que “a la defeña”: “los camarones con salsa cátsup, su cebolla, cilantro, su aguacatito y aceite de olivo”, dice Alicia Pérez dueña de la marisquería “Las Pirañas” sobre el coctel más común.

Alicia, incluso, intentó cambiarles la receta e introdujo estilos de las costas del país pero la gente no los compraba. Les gustan así.

Ella vende mojarras fritas con ensalada y arroz, quesadillas de pescado, empanadas de camarón, piñas rellenas de camarón, en uno de los seis mercados de la ciudad, El Hidalgo y que tiene fama de marisquero, donde hasta tarjeta de crédito aceptan en los locales.

Pero como casi todos los productos del mar que nadan en los platos de la ciudad provienen del mismo lugar: el Mercado de Pescados y Mariscos La Nueva Viga.

Un mercadote, literal. Como tener un puerto en casa y eso que la playa más cercana al DF es Tecolutla en Veracruz a 340 kilómetros.

Delicias del mar

Basta con enfilar hacia la Central de Abastos, al oriente de la ciudad en Iztapalapa, y junto a ella está La Nueva Viga. Donde desde el puesto más humilde hasta el restaurante más exclusivo de la ciudad, seguramente, adquieren sus productos en uno de los 526 locales que comienzan a atender entre las 4 de la madrugada y las 6 de la tarde.

“Esta temporada, cuando se intensifica (la venta), es la última semana de cuaresma”, dice Manuel Villeda, presidente del Consejo Administrativo del Mercado de Pescados y Mariscos La Nueva Viga.

Para ir no es necesario comprar cantidades industriales, cualquier chilango puede ir a comprar hasta un kilo del camarón más fresco, cuyo precio depende, como todo, del tamaño: entre 100 pesos el mediano y hasta 130 el extra grande.

 “Por lo regular tenemos un promedio de mil 500 toneladas y en la última semana de cuaresma aumenta hasta mil 700”, cuenta Manuel sobre el lugar donde encuentras especies que ni en las playas mexicanas localizas tan fácil, como el King Crab, que se pesca en Alaska.

Placer marino

Y aunque hay una baja de productos porque, según Manuel, la industria pesquera no ha estado bien y subieron los precios, tienen especies de temporada como la lebrancha, cojinuda y lisa que cuestan entre 15 y 25 pesos el kilo.

Sea cual sea tu preferencia, y si quieres darle rienda suelta al chef marino que llevas dentro, puedes darte una vuelta por uno de los mercados pesqueros más grandes del mundo, no por nada es atracción turística extrema, sólo por detrás del mercado pesquero de Tokio.

Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: