Revista Chilango

Las 52 mejores cantinas botaneras

Noviembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

Desde la Edad Media no renunciaba un Sumo Pontífice

¿Cómo puede renunciar un Papa?

11 de febrero de 2013
Por    Quo

El Papa Benedicto XVI sorprendió este lunes al mundo y a sus asesores al anunciar que ya no posee la fortaleza física y mental para afrontar las exigencias de su cargo, convirtiéndose en el primer Sumo Pontífice que renuncia desde la Edad Media.

Para comprender los aspectos más relevantes de su abdicación te tramemos preguntas inteligentes:

¿Qué es un Papa?
El Papa, obispo de Roma y sucesor de San Pedro, “es el principio y fundamento perpetuo y visible de unidad, tanto de los obispos como de la muchedumbre de los fieles” para la Iglesia Católica, según el LUMEN GENTIUM o la Constitución Dogmática de la Iglesia promulgada por el Papa Paulo VI en noviembre de 1964

¿Cómo puede renunciar un Papa?
En principio, el Derecho canónico no establece ninguna oposición siempre y cuando el Pontífice exprese su renuncia de “forma pública y libre”. Así lo hizo Benedicto XVI durante la canonización de lo mártires de Otranto:

"Siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005”, expresó el Pontífice.

Además, subraya el Canon 332,2 que los dos modos previstos en la legislación para el cambio en la cabeza de la Iglesia son el fallecimiento o su renuncia y que este segundo supuesto tiene una peculiaridad: “no se requiere que sea aceptada por nadie, dado que no tiene superior en la tierra”.

Como dato curioso, debes saber que los Papas no "dimiten" ni "abdican" de su ministerio, "renuncian" a él, según indica en su recomendación del día la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA).

Los términos adecuados para indicar que un papa deja de ejercer su dignidad clerical son "renunciar" y "renuncia", según figura en el Código de Derecho Canónico.

Para continuar leyendo este artículo, da clic en el siguiente link.

Texto  
¿Te gusta?