Revista Chilango

Las 100 canciones que marcaron nuestras vidas

Octubre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

Ahórrate el varo y la molestia

25 Lecciones de varo para iniciar el 2013

31 de diciembre de 2012
Por  Sandra Lucario   

Eran las 00:00 con 13 segundos cuando te comiste la décima uva y te dijiste "para tus adentros": "Voy a dejar de ser tan gastalón, voy a ahorrar, a viajar y a dejar de gastarme mi dinero a lo güey". Hoy, siendo un nuevo día, con el sol a todo lo que da y un hambre voraz, apenas y te acuerdas... ¡Detente! Antes de salir de tu cama, empezar con los tarjetazos y con soltar billetes como besos échale un ojo a esto y ponle cerrojo a tu cartera.

1. Organiza tus prioridades. No eres económicamente capaz de comprar todo lo que quieres. No, no lo eres. Deja de llorar y mejor recuérdalo. 

2. Haz una lista mensual: Así como cuando vas al súper, ahí escribirás todo lo que realmente necesitas. 

3. Recuerda que una cosa es un caprichito y otra una necesidad. 

4. Cómprate un marranito y métele dinero cada quincena. Mucho, de preferencia. Si ya eres profesional: fondo de inversión.

5. ¿Quieres comprar algo carísimo? Siempre será mejor ahorrar y ya que tengas la cantidad requerida ir por lo tuyo. Eso también te ayudará a trabajar tu perseverancia. 

6. La tarjeta: siempre elige la opción a meses sin intereses. Si ya caíste, trata de no sacarla tanto de paseo y de pagar más que sólo el mínimo.

7. Cuenta hasta 10. Caíste en la tentación y te diste la vuelta por el centro comercial, aún tienes una oportunidad. No te dejes llevar por el impulso, piensa en todas tus obligaciones y resígnate. Tu cartera te lo agradecerá.

8. Reserva un varito para los pequeños detalles: estacionamiento, propinas... 

9. Evita endeudarte. Solo hazlo en caso de vida o muerte o enfermedad. Nada vale que andes angustiado y que el banco no deje de llamarte para recordártelo.

10. ¿Tacaño? Tal vez deberías empezar a serlo un poquito.

11. Aplica la dinámica del mercado y no te quedes con los números que te dan en un solo local: compara precios, lo mismo para una computadora que para un yogurth. Tal vez sean solo unos pesos hoy, pero ¿qué pasa si juntas mucho? 

12. Trabaja con tu memoria, si de plano no puedes cómprate una agenda o utiliza tu teléfono inteligente del modo en que debes (al 100%) y anota todas tus responsabilidades financieras.

13. ¿Saliste todos los fines de semana del 2012? Bájale este año. ¡Organiza fiestas en casa! Es más seguro, económico y, si a tus vecinos no les molesta, pueden durar hasta el día siguiente.

14. Leer sobre finanzas personales siempre ayuda. 

15. Nada de darte regalitos cada quincena porque trabajaste mucho y te lo mereces. Te mereces más un viajezote a la playa o Europa que una blusa. Limítate a darte obsequios el día de tu cumpleaños y en navidad. No seas exagerado con tu amor a ti mismo. 

16. Tampoco se trata de ponerte a dieta estricta y después dar tremendo rebote, date un gustito de vez en cuando, pero siempre tómalo en cuenta a la hora de hacer cuentas.

17. Revisa tus gastos frecuentes de 2012 y reconsidera: cuáles sí valen lo que cuestan y de cuáles podrías prescindir.  

18. Pon atención a tus gastos en celular, ¿a poco no es una de las cosas en las que más dinero inviertes? 

19. ¿Tienes algo de tiempo libre? Búscate una chambita extra: desde hacer pasteles hasta conseguirte un empleo en el que te paguen por horas.

20. Cuida tus gastos en luz, agua, gas, mantenimiento: apaga las lámparas, no desperdicies agua, no te bañes con agua hirviendo, etc.

21. Comparte tu auto, en una de esas hasta te agradecen el favor pagándote la gasolina. 

22. ¿Conoces el mercadito de tu colonia? ¿No? Ok, es tiempo de que lo hagas. Ahí encontrarás todo más barato que en el autoservicio, y los productos estarán más frescos.  

23. Ve planeando tus vacaciones desde ahorita, checa paquetes y busca ofertas. Recuerda que con mayor anticipación, más ahorro tendrás en este rubro.

24. Aunque extremes el término Godínez: si llevas tu café, tu comida, tus dulces y todo lo que puedas desde casa, ten por seguro que a la larga habrás ahorrado mucho dinero.

25. Piensa en tu vejez. 

Texto  
¿Te gusta?