Revista Chilango

Chilanga del año: Elena Poniatowska

Diciembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Forma parte del Club
Vive Chilango

Síguenos en:

Clases pa' sobrevivirle a la capital

Lecciones del cine mexicano

24 de septiembre de 2012

Seamos fans o no del cine mexicano, no podemos negar el valor cultural de sus personajes clásicos y las valiosísimas lecciones que nos han enseñado. Pareciera que el "Cine de Oro" fue hecho a manera de guía de supervivencia chilanga y que, además, sigue vigente hasta nuestros días.

Con el pretexto de que todavía es mes patrio, decidimos hacer una lista de las lecciones que nos enseñaron los galanazos del cine mexicano, los gandallones y hasta los luchadores. Así que prepárense para tomar unas clasecitas más que divertidas con los personajazos de la pantalla grande. ¡Arrrroz!

1.- Se puede ligar en todos lados

Esta valiosísima lección nos la enseñó el maestro de maestros, el dandy de la seducción, el gurú del amor, ni más ni menos que Mauricio Garcés. Él siempre aprovechaba sus encantos para ligar a cuanta mujer cruzaba por sus ojos, sin importar dónde, cuándo, ni a qué hora. Nadie podía resisitirse a sus técnicas de ligue. 

Así que, a aplicar sus métodos y probar para ver qué tal nos va. En una de esas salimos ganones y ya no pasamos frío en las noches.

2.- Cualquier pretexto es bueno para cantar a todo pulmón

Si algo nos dejó el cine de oro mexicano es esto. Puedes cantar en donde quieras, en cualquier momento, y nadie te juzgará. Al contrario: se pondrán a bailar contigo, o a chupar; y si vas a llevar serenata, nunca lo harás solo. ¿Se imaginan que aplicáramos esto? Estaría padre, ¿no? Ir en el metro y que de repente un tipo decida ponerse a cantar, pero no para pedir dinero sino para echar la fiesta con todos. Igual así se nos haría menos pesado el viaje.

3.- Nunca hay que perder el estilacho

Una de las lecciones mas importantes que nos dejó el cine de oro fue que, bajo cualquier circunstancia, el estilo es lo primero. Antes todos estaban bien peinaditos, con la ropa planchada y muy bien trajeados. Bueno, Cantinflas no, pero ése es punto y aparte. 

Ahora todos andamos bien pandrosos, con pantalones rotos, playeras de superhéroes y otros artículos que carecen de estilacho.

En este clip, vemos cómo Tin Tan no pierde le estilo ni en la cárcel, y hasta se pone a cantar con su carnal Marcelo.

4.- Si les pones el cuerno y se vuelven locas, es su culpa

Dicen que es la naturaleza del hombre ser polígamo; mujeriego, pues. Y nosotros no nos atrevemos a discutir eso. Así que vayamos al grano.

Habemos quienes gustamos de las mujeres, tanto que no nos podemos conformar con una y esto, evidentemente, hace que se vuelvan locas y pierdan el control. Pero, antes de que vayas corriendo tras ellas, detente y recuerda las lecciones de Mauricio Garcés. Es más, citamos sus palabras:

"Debe ser horrible tenerme y después perderme" 

5.- Los luchadores son los verdaderos superhéroes

¿Quién necesita de Superman o de Batman cuando tienes al Santo? ¡Pff! Piénsenlo, él no tenía súper poderes, ni era millonario, ni tenía artefactos supersofisticados, ni nada. Sólo necesitaba su fortaleza, sus cuates y toda la actitud. 

Él es el verdadero superhéroe, la neta. 

6.- Puedes hablar por horas sin decir nada

Justo como los políticos, igualito. Ellos hablan, hablan, y hablan y nunca dicen nada. Pues seguramente el maestro de la lengüa, Mario Moreno, les enseñó el arte de la oratoria: "Ora sí que como quien dice, chato, me dicen que le dije al que dijo, dice, y ya no me digan, digo. Y que me dice, ¡No!, dice". 

7.- Los problemas del corazón se curan con alcohol

Pues el alcohol sirve para curar heridas, ¿no? Y si nosotros lo usamos para curar las heridas internas, no tiene nada de malo, ¿o sí? Eso aprendimos de los grandes, como Pedro Infante. Él siempre curaba sus penas en una cantina, con sus mariachis. ¡Como los machos!

8.- Siempre puedes apantallar a la gente inventando historias

No es necesario haber estudiado letras ni nada por el estilo. Lo único que necesitas es una gran imaginación y decir todo con seguridad, como si de verdad hubiera pasado. El clarísimo ejemplo de esto es Tin Tán, en 'El Rey del Barrio', donde es el jefe de una bola de rateros y los controla contándoles sus falsas anécdotas de cuando vivió en Chicago. 

Esta lección es de las más típicas del chilango. Todos la aplicamos, choreamos a la gente para convencerlos de cualquier cosa, ¿o no?

9.- No importa si no eres guapo, siempre podrás tener a quien quieras

La neta, la neta, la neta, ninguno era supergalán, y todos tenían el pegue que querían, las mujeres que quisieran y todas las cosas buenas de la vida. Sonará a cliché, pero nos demostraron que lo que verdaderamente importa es "lo de adentro". El carisma, la personalidad y el estilo eran fundamentales en todos ellos. Deberíamos aprender de ellos y echarle más ganitas a nuestra personalidad, en vez de preocuparnos por lo material.

10.- Cualquiera puede dar un buen discurso político

Esta lección aplicaba hasta antes de que cierto personaje de la política hiciera su debut estelar, demostrándonos que hay personas que no pueden escribir un discruso, o escribir un tuit sin equivocarse. Qué pena...

Pero, bueno, tomémoslo como una excepción y recordemos el discurso de Mario Moreno 'Cantinflas' en "Su excelencia". Las palabras que pronuncia en esta oratoria están más que vigentes hoy en día, y deberíamos reflexionar sobre su contenido. 

Texto  
¿Te gusta?