*

Historias de Polanco (Leyendas que te pondrán los pelos de punta) | Chilango.com

Revista Chilango

50 lugares para comer
rico por menos de $150
Abril 2014
No. 125
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

Leyendas que te pondrán los pelos de punta

Historias de Polanco

16 de julio de 2012

Polanco es sinónimo de lujo, entre sus calles se encuentran lujosos centros comerciales, algunos de los mejores restaurantes y gran cantidad de embajadas internacionales. Ahí, las casas se venden en dólares, no en pesos. Además, cuenta con una de las avenidas más exclusivas de Latinoamérica: Presidente Masaryk, que nada tiene que ver con el personaje que regala su nombre.

En apariencia, Polanco es uno de los barrios más bellos, donde no existe lugar para carencias, la vida de sus habitantes se pinta color de rosa y tienen todo para ser felices. Pues si de verdad piensan esto, están muy equivocados.

Lo que contamos aquí es sólo una pequeña parte de los miles de secretos que se esconden en las calles de esta colonia.

Tragedia en Polanco

Cuenta la leyenda que en una residencia existía una familia muy adinerada, cuya característica principal era el amor. Eran de esos que parecen haber salido de un cuento de fantasía. El papá, dicen, era un hombre ejemplar, un tipazo, y la mamá, una esposa abnegada y una madre comprensiva y cariñosa. Habían procreado a dos pequeños varones, uno de 12 años y otro de 3 años de edad.

Gracias a que eran respetables y exitosos, económicamente hablando, también eran el centro de envidias, celos y críticas de los demás, factor que, dicen, desencadenó la llamada "Tragedia de Polanco".

Cuentan que el mayor de los hermanos cursaba sexto de primaria en uno de los colegios más exclusivos y con mayor prestigio de la zona. Dicen que era muy buen estudiante, y que incluso, llevaba un promedio de 10 en todas sus materias. Incluso estaba en el cuadro de honor del colegio.

Pero un día, este pequeño se despertó tarde y muy extrañado porque su mamá no había ido a su habitación. Entonces, quitado de la pena, salió de su recámara para ir a la de sus padres y descubrir...  El cadáver de su madre completamente descuartizado en la cama.

Dicen que había pedazos de carne por todos lados.

Aquello había sido una total tragedia.

Con el corazón lleno de miedo, el pequeño corrió a la cocina para buscar a su padre y decirle lo que había visto, pero se llevó otra sorpresa cuando descubrió su cuerpo atravesado por cuchillos y los ojos en blanco.

Sumergido en pánico, el niño corrió rápidamente a la habitación de su hermano pequeño, sólo para encontrar una cabeza en la cuna; el resto del cuerpo se encontraba fuera de ella.

Confundido, miró a su alrededor y fue ahí cuando miró la pared y descubrió un mensaje que decía “Volveremos por ti” escrito en sangre.

¡Ay, nanita!

Hijo deprimido

El 1 de junio del 2010 fue reportado el fallecimiento de la señora María Himelda del Perpetuo Socorro Ugalde Burgos, de 63 años, quien ocupaba un puesto muy importante en un corporativo hotelero.

Gabriel Granados, hijo de la víctima, declaró que todo sucedió mientras circulaban por avenida Miguel de Cervantes, esquina con Moliere, cuando escuchó un ruido muy fuerte y sintió como su madre se recargaba en su hombro; al voltear a verla, descubrió que ésta sangraba por la boca.

De inmediato la condujo a un hospital cercano, donde, tras una ferviente lucha por sobrevivir, falleció.

Posteriormente, en la necropsia, determinaron que la causa de muerte había sido cuatro heridas de proyectil que lesionaron su cuerpo. Algo no encajaba con la historia de Gabriel.

Para esclarecer cualquier duda, la policía fue en busca del hijo de la víctima y se llevaron una gran sorpresa cuando el joven, finalmente, confesó.

Gabriel Granados dijo que debido a que sus proyectos financieros siempre fracasaban, había pensado quitarse la vida, pero que no lo había podido ejecutar porque “no quería ver sufrir a su madre”, ya que ella le había dado todo en la vida. Con esto en mente decidió evitarle más sufrimientos a su progenitora y eligió que fuera ella quien muriera.

Sí, uno de los crímenes más despiadados que puede cometer una persona. Y sí, también, a diferencia del primero, éste es completamente real.

Chofer se vuelve loco

La mañana del 5 de febrero de 2011, el chofer de una mujer adinerada de aproximadamente 75 años de edad entró a su habitación para entregarle una leve cantidad de dinero. La mujer se enfadó con su empleado y le reclamó que hubiera llegado tarde, esto molestó de sobremanera al chofer, quien en un ataque de furia corrió hacia la cocina, tomó un cuchillo y lesionó el cuerpo de su jefa más de 35 veces.

Hermanos de sangre

Un 10 de enero de 2012, los juegos de la NFL estaban en su mejor momento y una familia de la élite mexicana disfrutaba de una reunión casual. Todo era celebración hasta que el menor de los hermanos le pidió a otro que le diera un aventón. Este aceptó gustoso, ya que su recorrido no se veía afectado por este favor. Juntos tomaron lugar dentro del Mercedes Benz.

Para el momento en que los hermanos se encontraban en la esquina de Ejército Nacional y Molière, el menor esperó a que el carro se detuviera por completo para sacar una pistola y terminar con la vida del otro. Tras propinarle un par de balazos, éste salió corriendo, pensando que había logrado su fechoría. Minutos después, y tras forcejear con dos policías, José fue detenido.

Justo afuera de Antara, el auto donde viajaban seguía inmóvil y los curiosos se aglomeraban alrededor de él. Uno de los amigos del conductor reconoció el automóvil y se acercó corriendo para descubrir el funesto desenlace de su amigo.

Minutos después, una patrulla arribó al lugar y uno de los policías le dijo al amigo que el sujeto que estaba en la parte trasera de la patrulla era el asesino. Éste último contestó: “No puede ser, él es su hermano”.

Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: