Revista Chilango

3ra. encuesta anual de sexo

Agosto 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

10 razones para no usar imitaciones

La piratería se nota...

No lo hagas Especial No lo hagas
18 de mayo de 2012
Por  Yannina Thomassiny   

Somos muy dados a usar piratería. No nos hagamos: todos, alguna vez, hemos caído en presunciones absurdas. Nuestra cultura nacional tiene estas cositas inexplicables. 

Nosotros les queremos dar 10 razones para que no vuelvan a apostar por cosas piratas. Pero no las típicas cuestiones de calidad, ni porque un ñoño comercial de un güerito diciendo “Tenemos un papá pidata” nos mueva a "portarnos bien". Aquí la cosa se trata de explicar lo que dice de nosotros que consumamos productos patito:

1. Ya pasó de moda usar logos

Después de la Gran Depresión de 1929 en Estados Unidos, las marcas apostaron por una nueva forma de vender sus productos. Dando un estatus socioeconómico a quienes las usara. Esto lo lograron inventando los grandes logos impresos en la ropa, que funcionaban como un anuncio que gritaba “yo estoy bien de dinero y puedo comprar esto a diferencia de ustedes”. Así que por cuestiones de inseguridad social la gente adoptó esta idea. Actualmente, es muy de nuevo rico adquirir esos anuncios humanos y que, además, sean piratas. Las crisis económicas son eternas, todos las padecemos y las vivimos, así que no tienes que demostrar nada.

2. Se nota

Las copias piratas se notan, aunque sea un clon. No es una buena idea gastar en artículos que no tienen una marca que las respalde. No es cuestión de gastar en firmas caras, pero hasta la marca más humilde tiene quién responda. Una copia pirata es una empresa fantasma sin ningún tipo de garantía. Además la tendencia demuestra lo poco auténtico que eres. Si todas usan bolsa Coach, tú también y la compras en la esquina. Chale.

3. Todos saben que no puedes comprar una bolsa de 50,000 pesos

Quienes te conocen, saben lo que tienes, así que es absurdo que quieras pretender engañarlos con una falsa economía, rodeada de carteras, zapatos y bolsas de marcas que no bajan sus precios de los 20,000 pesos. Es más, usar algo pirata con las personas que te estiman, grita de manera clara y fuerte: “Traigo algo falso encima”.

4. Hay mil cosas bonitas que no necesitan gritar tu estatus "de rico"

No sabemos por qué la gente cree que las cosas más bonitas son las que parecen letreros ambulantes. Hay mil cosas más hermosas, a precios súper económicos y sin “marca falsa de prestigio”. Apuesta por tianguis, cosas vintage o las tiendas comunes a nuestro alcance. Si te quieres ver más acá, busca diseñadores mexicanos jóvenes. Sus precios no son altos y podrías pagarlo y usar algo original.

5. No es elegante en lo absoluto

Nadie que se considere elegante usaría algo pirata. La discreción y la sencillez en el vestir es lo que da clase. Recuerda la regla básica de la moda: “menos es más”. No necesitas algo falso y lleno de bling bling.

6. Tú haces a la ropa, no ella a ti

Somos muy criticones y la palabra “naco”, desafortunadamente, existe en nuestro léxico; tenemos miedo a ser criticados y siempre buscamos no caer en esa descripción. Al menos así nos han enseñado a vivir y eso está muy mal. Queremos el mejor coche, el mejor celular y las mejores garritas para tapar lo que verdaderamente traemos dentro. No es cuestión de posiciones económicas, sino falta de autoestima. La cosas no nos hacen a nosotros, nosotros hacemos a las cosas con seguridad y personalidad. No necesitas piratería para fingir algo. Mejor trabaja tus issues de seguridad.

7. Cuestiónate por qué lo haces

No repitas cánones que no sabes de dónde provienen sin antes detenerte a pensar: “¿por qué lo hago?”. Es importante saber el origen de las cosas y cuestionarte en serio acerca de ellas. Por ejemplo, ésta de usar piratería. Como lo explicamos en un principio, fue un recurso para dar una falsa posición al pueblo en crisis. Entonces, deja atrás el patrón, ya no estás en la época de la Gran Depresión.

8. Casi todo es chino

Deja tu dinero en tu propio país, no regales todo lo que ganas a la piratería. Ayuda a tus compatriotas y compra marcas nacionales. Pagar por algo pirata es dinero que se nos va para el otro lado del mundo.

9. Regalar algo pirata es lo peor

No vayas a cometer el oso de darle algo pirata a alguien. Todos sabrán que no gastaste millones en su regalo y que le estás dando algo patito. Evita esos quemones y mejor compra algo modesto, pero honesto.

10. Lo pirata pasa de moda muy rápido

La piratería sólo reproduce aquellas cosas que todo el mundo quiere y usa. Cuando tu compras la imitación, entras en un círculo de moda temporal que no durará más de tres meses. Así que te gastarás una buena lana y en poco tiempo será un objeto muy visto y choteado. En cambio si compras algo atemporal y ORIGINAL, no imitación, te puede durar toda la vida.

Texto  
¿Te gusta?