Revista Chilango

Las 52 mejores cantinas botaneras

Noviembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Forma parte del Club
Vive Chilango

Síguenos en:

Las redes sociales sin chisme no son nada

18 Cosas de oso en el Facebook

09 de mayo de 2012
Por  Yannina Thomassiny   


El problema actual del Facebook es que nadie se libra del chisme, sea como sea que manejen su vida privada. Y es que gran parte de la diversión es criticar lo que hacen los demás; sin chisme de lavadero se reducen las formas de entretenerse en las redes sociales. 

Nadie es perfecto, por lo tanto nadie se salva y hasta los de la vela perpetua hacen osos públicos: ya sea por creerse mucho o por querer desahogar sus crisis existenciales. Y es que hacer el oso en Facebook es normal, pasa todos los días, pero, ¿cuáles son los más comunes?, lee esta nota y agrega si hacen falta:

1- Estatus criticando defectos que tú mismo tienes

Es increíble cuando te encuentras a alguien hablando de humildad cuando su fama de mirrrey lo acecha. No se puede ser gordito y hablar de las lonjas de alguien más, así como tampoco se puede ser mexicano y hablar de colores de piel. Así que ten cuidado con lo que criticas, primero ve a un espejo y analiza lo que eres. U omite los comentarios malvibrosos.

2- Faltas de ortografía

No deberíamos dejar pasar las faltas de ortografía que se ven en el Facebook. ¿Por qué a muchos no les importa?, todas las computadoras cuentan con corrector ortográfico. Es muy malo que la gente crea que a ver y haber son lo mismo, o que hacer y echar son el mismo verbo. Dale una leída a tus textos antes de postearlos y evita sentirte un intelectual que no tiene errores.

3- Fotos con boca de pato

¿Quién dijo que se ven bien haciendo boca de pato? Quítense esa idea de la cabeza y posen casual, no como si estuvieran borrachos parando la trompita. Esto no es Myspace para poner copetes de emo, ni bocas de “interesantes”.

4- Nicks en vez de nombre reales

Entendemos que algunos nombres no sean agradables. Si nuestros papás nos hubieran puesto: Yair Jonathan, también nosotros nos pondríamos un nick en Facebook, pero no olviden que el chiste de usar un nick es mejorar, no empeorar el nombrecito. Así que eviten los apoditos como “Princesa bella”, “Diamante negro”, “Dididi ultra al cuadrado” y todas esas ideas.

5- Fotos de pies

No nos interesa ver sus pies en el pavimento, ni en el horizonte, ni en ningún lado. Pongan su cara, o mejor éntrenle a la foto artística, pero dejen de poner sus pies de tamal en las redes sociales. ¡Qué oso!

6- Postear 400 cosas sobre tu cruda

Es muy vulgar exhibir la cruda de manera orgullosa. No olviden que en su Facebook tienen familiares, gente de la oficina y amigos que no deben de saber cada detalle de su resaca. Hablen sobre la fiesta a la que fueron, pero las fotos de los Gatorades y de las botellas muertas que se bebieron no las suban. Está muy teto.

7- Fotos sexy que no son sexy

Mientras no tengan un cuerpo súper ejercitado y unas piernas que se caen de buenas, omitan sus lonjitas en las redes sociales. No hay nada más penoso que la amiga que se cree modelo y sube fotos dizque sexies en posiciones extrañas en la arena. Parecen renacuajos fuera de su hábitat.

8- Cuidado con el título de tus fotos

No se sientan poetas. Que hayan ido a una expo en San Ildefonso no los convierte en intelectuales. Así que cuando se quieran ver muy inspirados poniendo el título de sus fotos, mejor piensen en la risa que causan con cosas como “sueño y no sueño, siento y no siento” y una foto tapándose la cara… ¡ay, por favor! Jajaja.

9- Instrucciones ridículas sobre tu evento de cumpleaños

Que sea su cumpleaños no quiere decir que te puedes volver la Mestra Canuta. Bájale 20 rayitas a las instrucciones de la fiesta, se ven ridículas: “Pueden llevar amigos, pero que sean guapos”, “quién no aguante hasta las 6:00 mejor ni vaya”, “llévenme regalos impresionantes, jajaja, es bromita”.

10- No te creas tanto

Nadie es todólogo, ni la última Coca Cola del desierto. No hay nada más de oso que sentirte lo más en Facebook. Es bastante chundo presumir en tus estatus. Por ejemplo, presumir los lugares nice a los que vas, sólo demuestra que es tan extraordinario que debes gritarlo.

11- Agradecimientos Godínez

Sabemos que quieres quedar bien con tus compañeros de la oficina, pero si a tu compañera de al lado se le ocurrió llevarte un pedazo de pizza, no es necesario que le tomes fotos y las subas diciendo: “Gracias, vales mil”. Qué oso ser tan lame botas.

12- Ridiculeces amorosas en extremo

Tanta miel mejor en mensaje privado. De manera pública es penoso ser como un perrito marcando territorio: “Lleno el muro de mi novio de te amos para que las demás sepan que está apartado”, ¡no lo hagas!, la intensidad se nota y demuestra inseguridad.
Lo peor de lo peor es cuando no están casados, sólo son novios y ponen en su estado civil “casados”, ¡qué jalada!

13- Fotos en poses raras

No son contorsionistas, ni cirqueros. Posen como seres humanos que viven la vida sin problemas, ¿por qué esas poses?, se nota que no tienen otra cuando hay 343,484 fotos con la misma posición extraña “que creen que les favorece”, y por eso la repiten. Para nada, mejor pregúntenle a alguien sincero.

y
 

14- Cambiar de estatus sentimental cada semana

O cortan o se mantienen en una relación. Sea lo que sea que hagan con su pareja, manténganlo lejos de las redes sociales. No cambien de situación sentimental en cada pleito que se echen y lo hagan público. Es de oso mantener la soltería como marcador de sus conflictos: “Ahora sí, ahora no”. Y la señal es que se trata de alguien súper conflictivo.

15- Directas que crees “indirectas”

Ufff, este oso es el rey de las redes sociales. El típico güey que cree echar una indirecta sobre sus crisis existenciales, pero a kilómetros se nota a quién va dirigido o qué trauma trae: “si me dejas sola, entonces me voy, que te vaya bien”, “yo sólo sé que la vida es mala, sobre todo cuando te citan y te dejan plantado”, “extraño que me llenen de detalles”. Chale.

16- Marcar tu ubicación cada tres minutos

Que te quede clara una cosa, ¡nos vale dónde estés!: “Pedro está en el Starbucks de Reforma”, bien por ti. De no ser que estés en en una zona arqueológica que estás descubriendo, no lo pongas en Facebook cada tres minutos.

17- Darle like a tus propios estatus

Jajaja, este oso es muy tierno, es como de niño solitario que apoya sus propias ideas. Dan ganas de regalarles un abrazo.

18- Sesiones fotográficas de embarazos

El embarazo es algo maravilloso, pero sean conscientes de que nadie necesita ver panzas y papás disfrazados para alegrarse con ustedes.
No dejen que el esperar un hijo les trastorne la mente. Sean consientes de que así como mucha  gente los va a felicitar, la otra mitad los va a viborear.

Texto  
¿Te gusta?