*

Calaveritas, porque nadie escapa de la muerte (A ellos se los llevó la calaca) | Chilango.com

Revista Chilango

50 lugares para comer
rico por menos de $150
Abril 2014
No. 125
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

A ellos se los llevó la calaca

Calaveritas, porque nadie escapa de la muerte

Llegó la muerte Especial Llegó la muerte
31 de octubre de 2011

Felipe Calderón

La Catrina está contenta
porque por fin se ha llevado
sin piedad y sin ternura
a un chaparro mandatario.

Para acabar con Felipín
sólo hizo falta veneno,
una manzana, dinero y un beso
que le dio un político tabasqueño.

Marcelo Ebrard

La huesuda decidió
llevarse al carnal Marcelo
pues el inframundo buscaba
un organizador de eventos

De tantos conciertos y pachangas, 
Ebrard pagó el precio:
y en sus tétricas playas chilangas
pidió que lo enterrara su amada Bueso.

Ninel Conde

La muerte estaba cansada
y quería una presa fácil.
Ninel era la indicada
por su fama de pazguata.

La pasta de dientes sacó Ninel
y al ver que decía "Colgate"
la cuerda al cuello se ató...
¡Ay, Ninel!, te suicidaste.

Chilangos

Aburrida y solitaria
la flaca veía al DF:
"¡Qué entretenido sería
tener un lugar como ese!".

Como vivir no la dejaban,
la ciudad tenía que morir.
“Queridos chilangos no huyan,
que me quiero divertir”.

Elba Esther Gordillo

La muerte llegó buscando
a una popular maestra
que aparentara el cadáver
de muñeco de película siniestra.

Desde muy lejos la identificó
y le gritó allende tinieblas:
"Elba Esther, llegó tu hora
por fin ya no serás la más fea". 

Enrique Peña Nieto

La Catrina salió de paseo
por los rumbos de Insurgentes
buscando a alguien que no usara lentes
pero que si un gran copete.

Cuando llegó a las oficinas del PRI
y vio al copetudo ese,
La Catrina le dijo al oído 
que aunque quisiera ser presidente 
ella se lo llevaría 
porque él mismo sabía
que ni con su gaviota ganaría.

Muy quemado ya estaba
por el caso de Interlomas
por el ex gober Montiel
y todo eso su enemigo El Peje
lo sabía muy bien. 

Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: