*

Estatus que debes evitar (Hay cosas que no nos interesa saber...) | Chilango.com

Revista Chilango

Diseño para
tu depa
Julio 2014
No. 128
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

Hay cosas que no nos interesa saber...

Estatus que debes evitar

19 de agosto de 2011
Por  Yannina Thomassiny   

 

Borrachazos:

Si hubiera una aplicación que bloqueara tu celular mientras bebes, seguramente evitarías muchísimos problemas. Mientras no exista, prohíbete poner tuits y estatus cuando traes copas de más. Al siguiente día que despiertes crudo y leas un: “Estoy en un motel de Tlalpan bien borracho, salud” se te van a caer los calzones. Sabes que tu jefe y tu mamá te siguen, no te quemes.

 

Presumidos:

Conocer París es el sueño de la mayoría, nos emociona muchísimo pensar en el primer viaje a Europa y entendemos que te mueres de ganas por ir. Pero ay de ti si pones un estatus o un tuit más sobre el ansiado viaje. Te vamos a borrar. Ah, por cierto, tus frases en francés de “traductor de Google” te hacen ver como un tonto: “Belle París, Je t´aime”. Las redes sociales no son para presumir, si tu papi en navidad te regala un Rolex no lo subas a Face, podrían secuestrarte o subirte al Mirreybook. ¡Qué oso!

 

El estado del clima:

Aquí la pregunta es: ¿Qué esperas que te respondan cuando pones “tengo frío”?, Sinceramente no se nos ocurre algún comentario que valga la pena. ¡No necesitamos saber si tienes frío, calor o estás a temperatura ambiente! A menos que viajes al Polo Norte, evita los tuits y estatus en Facebook notificando tus cambios de clima y mejor cómprate un ventilador si tanto calor tienes. Si está lloviendo, nosotros también lo notaremos.

 

Fanatismos:

Nada peor que un fan imparable en las redes sociales. Alguien que invade tu timeline de cosas que no te interesan y que, además de todo, te parecen tontas es insufrible. ¿Cómo borrar a un súper amigo por ser fan de Justin Bieber? Su amistad está de por medio. Y es que actualmente no hay peor insulto que un unfollow o un contacto borrado del Facebook. Por eso te lo suplicamos: no subas 20 fotos diarias de Bieber en traje de baño. Nos da mucho gusto que TÚ lo ames, pero recuerda que nosotros lo detestamos.

 

Alimentación:

No nos interesa saber qué comiste, aunque haya sido un pato a la naranja. La verdad es que leer un sábado por la mañana un estatus que dice: “Cené quesadillas” nos tiene sin cuidado. Igual si escribes: “Cereal con lechita, ¡qué rico!”. Para ese tipo de aportaciones tuiteras o facebookeras mejor no pongas nada. Completamente innecesario que nos comuniques tus antojos o debilidades por el chocolate. ¡Ah!, y la moda de los cup cakes ya fue, no necesitamos que subas una foto comprando uno. 

 

Precopeos:

Todo conocemos cómo es una lata de Tecate, no es necesario que subas una foto de ella para comprobar que te estás tomando una. Beber es muy divertido, eso que ni qué, pero tampoco es una cosa de la cual estar muy orgulloso. Así que no te quemes publicando cuántas veces a la semana estás crudo o chupando. Ahórrate esa información; aunque no lo creas, en un futuro agradecerás haber sido más discreto. La próxima vez que estés en un bar con tus amigos concéntrate en divertirte y no pierdas tiempo subiendo la foto de una patona.

 

Amorosos:

Habrá veces en las que tu mundo sólo gire en torno a tu pareja. Sí, lo sabemos, sientes mariposas en el estómago todo el día y cuando quieres escribir un estatus sólo piensas en  una cosa: “Estoy tan enamorado”. Cuando eso suceda recuerda que hay otros que están sufiendo de desamor o algunos más –mortales comunes– sin tanta miel encima; ninguno de ellos quiere leer “BeBé Te AmO mIL, BeSaS DeLiCiOsO”. Te lo diremos directamente: tus declaraciones amorosas públicas nos dan flojera, aprende a derramar miel en privado, no comas pan enfrente de los pobres.

 

Indirectas de ardido:

Si tienes un problema con alguien y no te atreves a decirle qué te molesta, las redes sociales no son el medio para solucionar nada (y mucho menos si andas aventando indirectas). Lo peor de este tipo de frases es que todo el mundo sabe para quién están dirigidas. No es muy difícil adivinar a quién le avientas una indirecta como: “Ojalá tuviera a alguien que me regalara flores y chocolates”. Sabemos que tu novio es poco detallista, no necesitas quemarlo enfrente de todos. Pasa lo mismo con los insultos. Si pones: “Amigos así… ¿para qué los quiero?” es obvio que estás tirándole mala onda a alguien. Todos los que no estamos involucrados en tu asunto pensaremos: “Qué flojera, otra vez está enojado con alguien”. Evítalo ya.

 

Crisis existenciales:

Te queremos, te apoyamos y siempre estamos al pendiente de ti, pero si te peleas con tu novio(a) y a los 40 minutos se contentan, entonces evita comunicar a medio mundo que cortaron por tan poco tiempo. Si estás ardida porque se fue de borracho(a) con sus amigos no descargues tu coraje viéndote teto con estatus cómo: “Noche de locura con mis amigos, nada nos detendrá, ¡qué emoción!”. Todos sabemos que estás con tus papás viendo una película e inventando planes que ni harás. Relájate y no te quemes.

Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: