Revista Chilango

Las 52 mejores cantinas botaneras

Noviembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

Una colonia con puritito sabor a barrio

Reconociendo la Guerrero

14 de agosto de 2011
Por  Sandra Lucario   y Patricia Osorio

Salón Los Ángeles

Salón Los Ángeles
 
"Quien no conoce Los Ángeles, no conoce México", dice el dicho, y es cierto. Antes fue una casa y una bodega de carbón. Como salón se inauguró el 2 de agosto de 1937. Está por llegar a los 75 años de vida pero luce como si tuviera 15, se trata del lugar más característico del barrio, ahí donde cada fin de semana los colonos se reúnen para pulir la pista, ahí donde se dan cita los sonideros (La Changa, Condor, La Conga), las sonoras, orquestas y danzoneras. Hombres con zapatos a la Tin Tán, Pachucos; mujeres con vestidos, collares y zapatos altísimos, baile. Si quieres aprender a bailar danzón, basta con ir a una de las clases que dan. Dice la leyenda que Benny Moré compuso aquello de "pero qué bonito y sabroso bailan el mambo los mexicanos" en una de las mesas de Los Ángeles.

Dirección: Lerdo #206, casi esquina con Ricardo Flores Magón, 5597 5996 y 5597-5181. 

 

Casa de Antonio y Antonieta Rivas Mercado 

Enorme y eternamente en restauración.
 
La historia es conocida: Maria Antonieta Valeria Rivas Castellanos, la hija de arquitecto que dio vida al Ángel de la Independencia, se suicidó en la Catedral de Notre Dame con la pistola de José Vasconcelos. Hoy, la casa en donde esta notable mecenas vivió durante su infancia y algunos años de su adultez está casi en ruinas; aunque en 2007 la Fundación Conmemoraciones 2010 anunció que la restauraría, esto no ha ocurrido. La casa consta con 15 habitaciones y una ''torre del porvenir", antes fue parte del convento de los franciscanos de San Fernando.

Dirección: Héroes No. 45.

 

Panteón y templo de San Fernando 

Así lucía en sus buenos tiempos.
 
El convento fue fundado por los franciscanos y edificado en el siglo XVIII. El panteón funcionó entre 1832 y 1871. Ahí se encuentran los restos de Benito Juárez, Ignacio Zaragoza, Melchor Ocampo, Miguel Lerdo de Tejada, entre otros. En el México Virreinal, los ricos y la gente con gran linaje y mejores puestos públicos eran enterrados más cerca del altar mayor, luego esta costumbre se trasladó al espacio del atrio frente a la puerta y finalmente se construyó un panteón. En principio fue privado, pero después de la epidemia de cólera se convirtió en panteón público, aunque se prohibió el entierro de enfermos del cólera. Luego de las leyes de Reforma, el ayuntamiento administró este panteón y fue declarado Panteón de Hombres Ilustres. En 2006 se convirtió en el Museo Panteón de San Fernando.

Dirección: Av. Ribera de San Cosme, esquina Guerrero.

 

Templo de San Hipólito

El templo más antiguo de la ciudad.
 

La caída de Mexico-Tenochtitlán y el día de San Hipólito –el patrono de la ciudad de México– comparten el día (13 de agosto). Aquí se le rinde culto a San Judas Tadeo el 28 de cada mes, cuando sus "fieles" se apoderan de aquella zona de Reforma y avenida Hidalgo. Este templo, edificado en donde ocurrió la llamada Batalla de la Noche Triste, de ahí hasta el Árbol de la Noche Triste, terminó de construirse en 1739. En principio se edificó una ermita que conmemoraba a los muertos de aquella batalla. Tiene estilo barroco, fachada en tezontle y su decoración evoca al estilo mudéjar. Antes había ahí hubo –en lo que hoy es el ex Convento San Hipólito– un hospicio para atender enfermos mentales. Chéquense este video.

Dirección: Avenida Hidalgo 105 al 111, esquina con Paseo de la Reforma. 

 

La U de G

La U de G

Antes, la colonia Guerrero estaba llena de cabarets, cervecerías, loncherías, pulquerías y cantinas... Hoy en día, la Única de Guerrero continúa con esta tradición. Este bar inició sus labores el 11 de diciembre de 1933, con Don Ramón Suárez Fernández. Tiene la Licencia No. 67 de toda la ciudad, sus clientes eran los empleados de Ferrocarriles y de la Cía. De Luz. Cuenta con tres pisos, cantina y restaurante familiar, salón para eventos y salón para baile. Son especialistas en cabrito al horno.

Otras cantinas de la zona: Bar Noste, El Penacho de Moctezuma, Salón Hidalgo, con las manos plasmadas en placas como las del Auditorio Nacional. 

Dirección: Guerrero 258. Tel. 5526-8394.

Cafetería Coatepec

 
Este lugar tomó el nombre de la capital del café en México para dejarnos más claro su poder de seducción, que se hace evidente cuando aún estamos a muchos pasos de llegar a su puerta. Además de poder disfrutar un delicioso café tostado, en este lugar puedes reunirte con tus cuates para comer y tomar algunas cervecitas. Ahí se encuentra, además, un mural del artista originario de la isla de Lanzarote, César Manrique.

 

Mercado Martínez de la Torre e Iglesia del Inmaculado Corazón de María

La colonia se fincó en los terrenos que eran propiedad del licenciado Rafael Martínez de la Torre. Posteriormente se convirtieron en potreros del Colegio de Propaganda Fide de San Fernando para perpetuar su memoria. La primera piedra de esta iglesia neogótica se colocó el 22 de mayo de 1887; su autor fue el ingeniero Ismael Rego. Los terremotos de 1957 y 1985 derrumbaron parte del cuerpo del templo, por lo que las autoridades decidieron destruirlo para construir uno nuevo, sólo se conserva la antigua fachada y dos torres. El mercado es muy popular por contar con productos fresquísimos. Ahí encuentras de todo: carnes frías, frutas, verduras, pescados, carnes rojas, comida, además de eskimos y malteadas, que son deliciosos. También hay un mercado de ropa. Cada octubre arman tremendo fiestón con sonidos, calles cerradas, cervezas y cero límites.

Dirección: Mosqueta 5 y 7, entre Zarco y Guerrero.

 

Iglesia y Plaza de Nuestra Señora de Los Ángeles

Los Ángeles

Tiene más de 200 años de existencia, además de tener una pequeña escultura de Nuestra Señora de Los Angeles –rodeada de ángeles– en su fachada, también tiene un reloj, y dos torres con 10 campanas en su campanario. La feria de la iglesia es el 2 de agosto.

Teatro Blanquita

Teatro popular que nació como Carpa Margo en la plaza Villamil, de la mano de Margo Su y su esposo, Félix Cervantes. Su primera representación tuvo entre su elenco a Clavillazo. Con el paso de los años sufrió un grave deterioro y el regente Ernesto P. Uruchurtu mandó demolerlo en 1958. El Blanquita, en honor de Blanca Eva Cervantes, hija de los arriba mencionados, nació en 1960. Libertad Lamarque lo reinauguró el 27 de agosto. En él se han presentado Dámaso Pérez Prado, María Victoria, Toña la Negra, Celia Cruz, entre otros.  

Dirección: Eje Central Lázaro Cárdenas 16, col. Guerrero 

Casa Paquita

 
Dicen las malas lenguas que doña Francisca Viveros Barradas está por reabrir las puertas de su popular bar
, luego de 4 años de haberlo cerrado. En este lugar, antes, se podían disfrutar la voz aguardientosa y las letras como balas –sacadas de sus más de 23 discos– que cantaba Paquita la del Barrio, entre luces de neón.

Dirección: Zarco 202, col. Guerrero 

Texto  
¿Te gusta?