*

Farsas fotográficas que nos impactaron (Fotos falsas que sorprendieron al mundo) | Chilango.com

Revista Chilango

Diseño para
tu depa
Julio 2014
No. 128
Suscríbete

Registrate o inicia sesión a través de:

Fotos falsas que sorprendieron al mundo

Farsas fotográficas que nos impactaron

24 de julio de 2011
Por  Fernanda López   

El monstruo del Lago Ness
Nessie
 

La famosa historia del monstruo del Lago Ness surgió en 1933, cuando se construyó una calle al norte del lago que permitía una vista excelente del lugar. Un día, una pareja dijo haber visto en el agua a un monstruo y los medios, buscando historias, como siempre, se interesaron en el tema y surgió la Nessmanía. Después de un tiempo e investigaciones fallidas, pasó de moda..., hasta que un cirujano llamado Robert Wilson mostró al mundo la foto que aparece arriba. No se dudó de la veracidad de la foto sino hasta 1984, cuando Stewart Campbell analizó la foto y dijo que ese animal no pudo haber medido más de dos o tres pies, por lo que era imposible que fuera el monstruo. En 1994 se descubrió que todo fue un complot entre Marmaduke Wetherell, un investigador del caso, y el doctor Wilson, con el que buscaban demostrar la existencia de la bestia, que en realidad era un submarino de juguete disfrazado con una cabeza de serpiente. 

Las hadas de Cottingley
Cottingley
 

Ésta es la primera de una serie de cinco fotos que las primas Elsie Wright y Frances Griffiths tomaron en 1917. Hicieron que el mundo entero creyera que habían encontrado hadas. ¿La realidad? Eran unas cartulinas recortadas en las que habían copiado hadas de un libro de cuentos. Fue tanta la conmoción que causaron estas imágenes que hasta Sir Arthur Conan Doyle las usó para ilustrar un artículo que escribió sobre hadas. Muchos años después una de las primas aceptó que las fotos eran falsas, menos la quinta. ¿Le creemos? Claro que no.

El turista
Turista
 

Qué miedo, ¿no? Estar turisteando en la antesala de la muerte. Esta foto empezó a circular en Internet unos días después del atentado del World Trade Center. Mucha gente quedó conmocionada por la gravedad del asunto, pero otros cuantos -más analíticos- descubrieron la farsa gracias a algunos detalles. En primer lugar, la torre norte, donde se estrelló el avión, no tiene un mirador como el de la foto, y si lo tuviera era imposible que hubiera un turista ya que no habría estado abierto al público tan temprano (recuerden que el atentado fue a las 8:45 a.m). El clima de ese día era lo suficientemente caluroso como para estar usando el tipo de ropa que traía el hombrecillo de la foto... y, lo más curioso, ¿cómo es que una cámara sobrevive una caída de esa magnitud? y ¿cómo es que la encontraron tan rápido entre tantos escombros? Tiempo después, un brasileño llamado José Roberto Penteado dijo haber sido la cara de esa estafa, afirmando que sus amigos photoshopearon su cara a la foto. Sin embargo, un húngaro llamado Peter, confesó que la bromita era de su autoría, y lo comprobó enseñando la foto original, en la que photoshopeó un avión y la fecha. 

Bin Laden muerto
Bin Laden
 

Independientemente de que el famoso terrorista esté realmente muerto, o no, éste es uno de los montajes que más han llamado la atención en los últimos años y, aunque se hizo famoso a nivel mundial hace menos de un año, ha circulado en diversos medios de comunicación desde el 2009. Apareció por primera vez en un periódico electrónico de Medio Oriente y, a pesar de que el editor advirtió que no estaba seguro de que la foto fuera genuina, logró llegar a noticieros y periódicos del mundo entero. Tiempo después se logró comprobar, gracias a las dos primeras imágenes que vemos arriba, que era un truquito photoshopero muy sencillo. 

Tiburón

Tibur?n
 

Esta foto empezó a circular en el 2001, supuestamente como la foto del año de National Geographic, aunque en realidad no lo era.  Es un composite "fabricado" con una foto de la Fuerza Aérea, y una de un tiburón en Sudáfrica. Charles Maxwell fue el autor de la segunda y al respecto dijo: "Me encantaría contactar a la persona que hizo esto- no para meterlo en problemas, sino porque es divertido y fue un buen trabajo-. Sin embargo, tengo que aclarar que no me gustaría que esto pase con alguna de mis fotos otra vez. Está mal tomar fotos de Internet sin permiso". A pesar de su ligero disgusto, le convino pues a raíz de ese montaje vendió varias fotografías. 

La ganadora de National Geographic

National Geographic
 

Tal parece que ni los profesionales logran salvarse de estafas fotográficas. Esta imagen ganó el premio "Viewers' Choice" del concurso internacional de fotografía de National Geographic. Fue tomada por el hindú Shibnath Basu y lo mágico de la foto, según el autor, radica en que esas aguas son famosas porque hay flamingos, pero en la foto sólo aparece el reflejo de las nubes. Cuando la gente empezó a dudar de la veracidad de la foto, le pidieron a Shibnath que enviara el negativo pero, como era de esperarse, nunca lo hizo. 

El Beso

El Beso
 

Ésta es una de las fotos románticas más famosas de la historia. Fue tomada por Robert Doisneau y nos muestra a una pareja besándose apasionadamente, sin importarle la gente alrededor. Fue publicada en la revista Life en 1950, pero no se hizo famosa sino hasta los años 80, porque salió en forma de poster. Su autor decía que fue una escena completamente espontánea, cosa que le dio más encanto a la imagen. Sin embargo, se le cayó el teatrito cuando Jean-Louis y Denise Lavergne, supuestos modelos de la foto, demandaron al señor Doisneau por fotografiarlos sin permiso. El señor confesó en la corte que usó modelos profesionales para la foto, y no eran los demandantes actuales. Así que, si pensaban que era una foto con una historia cursi detrás, mejor olvídenlo.

Texto  
¿Te gusta?
Síguenos en: