Revista Chilango

Chilanga del año: Elena Poniatowska

Diciembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Forma parte del Club
Vive Chilango

Síguenos en:

Tips para tus compras veraniegas

Sobreviviendo a las rebajas

07 de julio de 2011
Por  Fernanda López   

 Aquí unos tips que todo comprador debe saber. 

1. Empieza por hacer una lista de lo que te hace falta. Seguramente muchos pensarán que qué flojera, pero es muy importante hacer esto. Los precios de las ofertas nos incitan a comprar todo lo que vemos, y alteran nuestro juicio. Muchas veces, regresamos de un día de compras, y descubrimos que nuestro clóset se siente igual de vacío que antes. Esto es porque lo llenamos de cosas que realmente no queríamos, y que su precio era más bonito que la prenda en si. Esto no sólo aplica en ropa, sino en casi todas las cosas que se puedan comprar. Siempre hay que enfocarnos en lo que nos hace falta, o es completamente indispensable, y después, si nos alcanza el presupuesto, podemos cumplirnos algunos caprichos.

2. Si hay algo muy útil, o que te queda muy bien, compra dos. Nunca sabes si va a volver a estar al mismo precio, sobre todo en la ropa, que cambia varias veces al año. También aplica en otra clase de artículos, como las tarjetas para bajar música. Si las ves con descuento, lleva más de las que planeabas; sabes que las vas a usar, entonces hay que aprovechar la oferta.

3. Compra por Internet.  Aunque actualmente hay pocas tiendas virtuales que distribuyen en México sin cobrarte a una fortuna, vale la pena echarles un ojo.  Muchas veces hay artículos que son sólo para sucursales en línea. Además, te ahorras la molestia de tener que buscar si lo que quieres está en existencia. Un tip: siempre hay que preguntar las políticas de envío, para ver si a partir de cierta cantidad de compras, el envío es gratis, o checar si hay promociones. 

4. Si no estarías dispuesto a pagar el precio normal, no compres. Las cosas no son realmente una ganga si no te encantan. Muchas veces, nos dejamos llevar por el descuento, y compramos puras cosas que ni nos gustan tanto. Siempre fíjate en cuál es el precio completo de lo que vas a comprar, y piensa: ¿lo comprarías si costara eso?

5. Siempre fíjate en las políticas de devolución. Hay tiendas en las que si, por alguna razón decides regresar tu compra, no te regresan el costo completo, por penalización. En otras, cuando las cosas tienen descuento no hay devoluciones. Fíjate en esos detalles, y evita esas tiendas a menos que sea absolutamente necesario.

6. Checa todas tus opciones. Sobre todo en tiendas departamentales. No caigas por el primer descuento, y revisa todos los lugares, a ver si en alguno tienen una mejor oferta. A veces, la diferencia de precios es impresionante. Si vas a pagar a meses, además del precio, fíjate en el plan de pago que más te convenga.  Un tip muy útil, que aplica sobre todo en compras pesadas (léase computadoras, televisiones, o cualquier cosa cara), es checar los beneficios de sacar tarjeta de crédito de la tienda departamental en la que vayas a comprar. Algunas ofrecen un descuento en la primera compra, entonces, digamos que, si ibas a comprar una tele que tenía el 10% de descuento, vas a poder tener un descuento adicional. ¿Tentador, no? Además, usualmente por este tipo de tarjetas no tienes que pagar anualidad.

7. Ve de compras solo. Aunque suene triste y aburrido, es mejor. Te concentras más, vas a tu propio ritmo, y no tienes segundas opiniones que puedan hacerte comprar o dejar de comprar algo.

8. No olvides llevar efectivo.  La mayoría de las tiendas, si no es que todas, aceptan tarjetas de crédito y débito, pero nunca faltan los problemas con las terminales.  Además, a veces los bancos bloquean las tarjetas cuando detectan más actividad de lo normal. En esos casos, puedes hablar y avisar que no te robaron la tarjeta, sino que estás de compras. Pero de todas formas, más vale prevenir.

9. Aprende a distinguir. Muchas veces, después de las rebajas vienen las "rebajas sobre rebajas". Entonces, una movida muy inteligente es aprender a distinguir qué cosas van a llegar a esta maravillosa etapa. Para eso, fíjate en cuáles son las tendencias de moda generales. No pienses en lo que a ti te gusta, sino en las cosas de las que todo el mundo está hablando. Si lo que quieres no está tan de moda, o tan solicitado, ya la hiciste, porque seguramente llega a las segundas rebajas. Ojo: Investiga antes, porque no en todas las tiendas hay este tipo de ofertas.

10. Horario. Investiga a qué hora abren las tiendas que te gustan, porque ese es el mejor horario para comprar. Las razones son un poco obvias: no hay tanta gente, y las cosas están recién acomodadas, entonces es más fácil encontrar lo que quieres y que nadie te lo gane. Si no puedes ir a esa hora, intenta ir entre semana a la hora que puedas. Hay muchísima menos gente que los fines de semana. 

Texto  
¿Te gusta?