Revista Chilango

Los 10 mejores restaurantes que valen la cuenta

Septiembre 2014

SUSCRÍBETE AQUÍ A LA REVISTA

Síguenos en:

Mitos sobre las estaciones

Los misterios del metro

28 de mayo de 2011
Por  Redacción   

1. Metro Pino Suarez

Dicen que una noche del 2001 cuando el metro termina de dar servicio,  Don Guillermo, uno de los encargados de revisar que todo esté bien en las vías, estaba solo haciendo su habitual inspección, cuando de pronto se encontró  a un hombre que hacía exactamente lo mismo. Don Guillermo se sacó de onda, pues él conocía a todos los cuidadores que estaban en el turno, y este señor definitivamente no era uno de ellos. Le preguntó su nombre y sus datos, y el misterioso señor le contestó cosas que daban a entender que sí trabajaba ahí. Pero como buen mexicano desconfiado, don Memo lo reportó a su jefe, de todas formas. El jefe, sorprendido, le enseñó fotos del misterioso trabajador, y le contó que había muerto hace algunos años, y que además, no había sido el único que se lo había encontrado: el muertito diario pasaba a esa misma hora. Resulta que en vida lo arrolló un vagón descompuesto mientras él revisaba las vías.

 En esta misma estación se rumora que hay un túnel, que supuestamente es visible, por el que desvían los vagones cuando alguien se suicida en las vías.

 2. Metro Merced

Se rumora que en los años 80, más o menos a las dos de la tarde, un señor en el andén empezó a gotear sangre, por debajo de su abrigo. No se sabe exactamente como, pero algunas personas que estaban cerca se dieron cuenta de que el señor llevaba escondidas dos manos de mujer, llenas de joyas.  Es una historia muy perturbadora, pero a nosotros nos suena a cuento chino.

3. Línea 3

En esta línea, muchas personas dicen haber visto rondando por las vías a una rata gigantesca. Hay muchas versiones, pero en ninguna es una rata normal. Unos dicen que es un demonio, otros dicen que es el hombre rata, y unos más dicen que es el hombre topo.

4. Taxqueña-Cuatro Caminos... y más

Se rumora que Cuatro Caminos no es la última estación viniendo de Taxqueña. Dicen que el metro llega a una estación secreta hecha únicamente para militares, que está cerca del Toreo. Fue diseñada para que el ejército llegue al Zócalo rápidamente si se llega a presentar una emergencia.  

 5. Otras estaciones

Dicen que hay túneles y vías que te llevan a estaciones fantasmas (no estaciones con seres, sino estaciones abandonadas). Pero lo más fumado de estos rumores de lugares secretos, es que si logras quedarte en un vagón después de que terminen los servicios, o sea, si te quedas dormidote y al de la limpieza le da cosa despertarte, el tren recorre varios lugares, entre los que se encuentra un lago subterráneo.

Hubo una época en las que constantemente había amenazas de bombas en el transporte público. Los cuidadores del metro encontraban bolsas o maletas sospechosas, pero no tenían explosivos, sino ropa, joyas, y toda clase de artículos robados. Cuenta la leyenda que, en un chequeo de esos, encontraron una bolsa con un feto humano.

Otra leyenda ochentera cuenta que había un asesino rondando por distintas líneas. Su modus operandi consistía en aventar a las vías a las personas que estaban más cerca. Esto lo hacía en cuanto el vagón salía del túnel. Después, el asesino se iba tranquilamente. Ante el asombro y la perturbación, la gente era incapaz de reaccionar ante lo que acababa de pasar. Nunca se supo la identidad del asesino.

Estas son sólo las leyendas más conocidas del metro, sin embargo sabemos que hay muchísimas más que tal vez no han salido a la luz todavía. ¿Ustedes cuáles se saben? 

Texto  
¿Te gusta?