Nomás no les vaya a salir el lado maternal

Especial

Renta de útero

Este es sin duda el proceso más engorroso de este listado. Nueve meses con tremenda panza y con los padres al borde de la histeria llamando cada cinco minutos para saber si el bebé por fin se movió o si el útero en alquiler se encuentra bien. 

Pero la perspectiva podría cambiar si tomamos en cuenta que en un anuncio de internet, una chica se alquila con la tarifa de 600 mil pesos (cuota en el DF) por gestar 9 meses y cumplir con el proceso de dar a luz. Suena más a negocio que cualquier otro. El único requisito es controlar los sentimientos y luego no querer quedarse con el bebé, si no, ya pa’qué les cuento. 

Venta de óvulos y esperma 

(¿Quién dijo que ser mujer no tenía sus ventajas?)

Para algunos es imposible traer más habitantes de este mundo, así que tienen que recurrir a otros para lograrlo. 

Las mujeres pueden vender óvulos, valuados hasta en 320 mil pesos si se toma en cuenta que en una extracción se recuperarán de 10 a 15 especímenes para implantar. 

Por su parte los hombres apenas reciben mil 600 pesos por cada muestra de esperma, aunque pueden vender hasta que se cansen, literalmente. 

“Donar” en vida 

(Nunca falta el listillo que se aprovecha de la necesidad)

Los riñones, parte del hígado, lóbulo de un pulmón, intestino o médula ósea, son órganos por los cuales se puede recibir una lanita sin tener que abandonar este mundo. Aunque ojo, esta práctica es ilegal. 

En estos casos no sabemos cuál es el listillo que se saldrá con la suya, si el donante o el comprador, difícil decisión. 

Según datos de la ONU y Human Rights Watch, en el mercado negro se puede pagar hasta 1 millón 560 mil pesos por un riñón, 1 millón 956 mil por un hígado o pulmón y 960 mil por la médula espinal. ¡Dudamos de que estos precios sean para un donante vivo! 

Sexo servicio 

(Mujeres y hombres de la vida galante dirían las abuelitas) 

Pues este término de dominio público y de fácil acceso para todos los capitalinos que saben dónde buscar –por los rumbos de Tlalpan sur, la Merced o Sullivan por mencionar algunos- sobra por explicar por tal vez ser el más común de esta lista.

Una o un sexo servidor pueden ganar desde 250 pesos hasta 3 mil por servicio, dependiendo el cliente, la mercancía y el lugar de exhibición.

Así que ya saben, nada es fácil en esta vida, ni lo que en realidad lo aparenta. Lo mejor es ponerse a trabajar.