No saquen el cobre

Getty Images

11. Perder el tiempo fumando 

Un buen pretexto para dejar de trabajar, es salir a fumarse un cigarro. Todos nos damos cuenta de que lo hacen sólo por holgazanear, qué vicio ni qué vicio. 

12. Flojear en redes sociales 

Debemos corregir el mal hábito de gastar tres cuartas partes de nuestro tiempo Godínez en chatear y stalkear a todo cuanto se cruce en nuestro camino en Facebook y Twitter. 

13. Evidenciarse en las reuniones 

Ya párenle a las guarapetas de oficina, más cuando el jefe tuvo la mala idea de unirse al contingente. 

14. Apestar la oficina con el lunch 

No se vale que cuando les empiezan a rugir las tripas, acto seguido saquen la torta de huevo con chorizo

15. Ser el tranza 

Es de muy mala educación (Godínez) cortarle a la rosca de reyes y comerse el muñequito nomás por no pagar los tamales. 

16. Chismear en el teléfono 

No se pongan como viejas de lavadero a contarle toda su vida a su mejor amiga desde el teléfono de la oficina. 

17. Ser el chismos@ 

Es lo más feo del mundo perder el tiempo en armar los chismes de oficina nomás por tener un rato de diversión (o por no conseguirse una vida). 

18. Portar el gafete fuera de la oficina 

Es muy de Godínez subirse al metro, al camión, a la combi, e incluso al coche con el gafete y darse cuenta hasta que se burlan de ti en casa. 

19. Mandar cadenas por correo 

¿Porqué las personas en general siguen mandando cadenas por correo electrónico diciendo que el mundo se va a acabar? 

Nosotros sugerimos estos 19 pero, ¿cuáles nos faltaron?