33 chilangos son extorsionados cada hora, ¿sabes qué hacer?

La mitad de los casos ocurre durante el día

extorsión telefónica
Foto: Captura de YouTube

Suena el teléfono, contestas y la voz del otro lado de la línea te amenaza y aterroriza… Cada día se reportan 815 casos de extorsión telefónica en la CDMX, lo que significa que hay más de 30 casos cada hora.

Así lo detallan cifras del Consejo Ciudadano de la CDMX, las cuales indican que de diciembre de 2007 al mismo mes de 2016 se recibieron 2 millones 977 mil 991 reportes de extorsión telefónica en la CDMX, de acuerdo con un reporte de Reforma.

Del total de extorsiones telefónicas en la CDMX reportadas, un millón 515 mil 934 casos pudieron evitarse.

El informe detalla que las mentiras más utilizadas para extorsionar vía telefónica son:

  • El supuesto secuestro de un familiar, con 32.44 % de los casos
  • Amenazas de falsos integrantes de organizaciones criminales, con 22 %
  • Ayuda económica solicitada por un supuesto pariente, con 15.6 %
  • Mensajes intimidatorios por celular, con 11.3 %
  • Falso premio obtenido por el que se debe hacer un depósito monetario, con 10.2 %.

 También checa: 2017, el más violento en los últimos 3 años en la CDMX

El Consejo Ciudadano explica que la mitad de los casos de extorsión telefónica en la CDMX se realiza en un horario de 12:00 a 18:00, mientras que 27 % ocurren entre las 18:00 y las 00:00.

Este tipo de delito también se comete por las mañanas, ya que 19 % de los casos ocurre entre las 6:00 y las 12:00.

Por último, el informe establece que 63.95 % de las llamadas de extorsión en la CDMX se realizan a números fijos, mientras que 36.05% se hace a números celulares.

 Te recomendamos: Homicidios en la CDMX crecen 45% en 5 años 

Con el fin de evitar que haya más casos de este tipo de delito, las autoridades mexicanas recomiendan:

  • Mantener la calma y valorar con objetividad la situación planteada. Escuchar atentamente los argumentos de la o el extorsionador. No dejarse dominar por el impacto emocional, para no actuar «sin pensar».
  • Escuchar atentamente y luego interrumpir la llamada telefónica. Verificar si la situación que plantean es real, buscando al familiar presuntamente secuestrado o a punto de presentarse ante la autoridad.
  • Anotar los datos de las personas que realizan las amenazas, así como el número telefónico desde el que se marca. Incluir datos como fecha, hora, nombre –si es el caso–, tono de voz, así como la forma de pago de la exigencia (envío de dinero, depósito en cuentas bancarias, códigos de tarjetas, etcétera).
  • No ceder ante las exigencias económicas o demandas de quien busca extorsionar o defraudar. No negociar cantidad económica alguna.
  • Llamar al 088 o reportar a través de PF Móvil, vías de contacto del Centro Nacional de Atención Ciudadana de la Policía Federal.