Menor tomaba fotos, polis lo detienen y desaparece

Te contamos la versión de la familia del menor desaparecido en la CDMX tras ser detenido por policías mientras tomaba fotos.

Marco Antonio Sánchez, de 17 años, tomaba fotografías de un mural cerca de la estación Rosario del Metrobús cuando tres policías capitalinos lo acusaron de un asalto, lo golpearon y se lo llevaron en una patrulla; desde ese día, sus padres no saben nada de él.

Roberto, amigo del joven y único testigo de lo ocurrido, relató que mientras caminaban, Marco se detuvo a fotografía un graffiti, por lo que le pidió a un joven que transitaba por ahí que posara para su foto. El joven accedió y segundos después tres policías se acercaron para acusarlo de haber asaltado al muchacho.

En entrevista para Animal Político, Antonio Sánchez, padre de Marco, relató que a pesar de que la persona que posaba para la foto negó el asalto, los policías insistieron, por lo que su hijo se echó a correr hacia la estación del Metrobús.

Los policías lo alcanzaron y comenzaron a golpearlo, a pesar de que no opuso resistencia, según la versión de su amigo, quien además logró captar el momento de la agresión.

Posteriormente lo subieron a la patrulla, los agentes le aseguraron a Roberto que llevarían a su amigo al Ministerio Público 40, ubicado en Azcapotzalco.

Cuando los padres de Marco acudieron a buscarlo, les informaron que nunca había sido trasladado ahí, incluso les impidieron levantar una denuncia, argumentando que no habían pasado 48 horas de la desaparición.

La Comisión de Derechos Humanos intercedió para que pudieran levantar el acta y es quien ha dado seguimiento al caso, pero hasta ahora siguen sin obtener información de los agentes que se llevaron a su hijo.

Esto te puede interesar: Tríptico de la ausencia: robo y desaparición de personas.