Mancera cumple un año como Jefe de Gobierno

Luz y sombra en los primeros 365 días de su mandato

Foto: Cuartoscuro

Hace un año Miguel Ángel Mancera se convirtió en el Jefe de Gobierno de los chilangos. A 365 días de que esto sucediera, hicimos un balance de su trabajo. 

Conflictos durante este año

– 1Dmx

– Estatua de Aliyev

– Los perros de Iztapalapa

– El caso de los desaparecidos del caso Heavens

– Aumento a la tarifa de transporte público: Micros, camiones, Metrobús y taxis

– #ManceraHazmeUnParo

– Plantón de la CNTE en el Zócalo y Monumento a la Revolución

– Debate sobre despenalización de marihuana que no llevó a nada

– Encuesta para subir la tarifa del Metro

– Delincuencia

Hechos positivos

– Hallazgo del yacimiento de agua de Iztapalapa que abastecería al DF durante 100 años al DF.

– Construcción de Línea 5 de Metrobús

– Ampliación de la Línea 12 del Metro.

– Aunque tiene sus aristas, la instalación de parquímetros en diversas zonas como la Roma, Condesa y Polanco.

– Cero ambulantaje en Línea 12

– Compra de patrullas

– Promoción del DF como ciudad turística en México y el extranjero

Propuestas

– Agencia de Gestión Urbana, que busca el desarrollo de apps para beneficio del DF 

– Laboratorio para la Ciudad

– Programa “Disfruta Ciudad de México”

– Gran maqueta de la Ciudad de México

La postura de Mancera frente a los temas importantes

En cuanto al poder de decisión como líder de los chilangos, se ha notado cierta tibieza de Mancera. Si tuviéramos que hacer una obvia comparación, con Marcelo Ebrard, es evidente que hay mucha diferencia, ya que nuestro “carnal” siempre era duro y directo y no tenía pelos en la lengua.

Mancera ha preferido ser mesurado y difícilmente toma una postura absolutista sobre un tema. Por ejemplo, en el debate sobre la despenalización de la marihuana, nunca dijo si estaba a favor o en contra. Aplicaba la graciosa huida diciendo que él estaba a favor del debate. 

Lo mismo sobre temas partidistas, donde a Mancera se le ha visto muy pegado a Enrique Peña Nieto y los priistas. De hecho, apenas ayer estuvo presente cuando el presidente de México le entregó un reconocimiento por su trayectoria al periodista Jacobo Zabludovsky. ¿Cómo para qué?

El único momento en que levantó la voz, fue cuando dijo que el DF no participaría en la llamada “Cruzada Nacional contra el Hambre” que encabeza Rosario Robles, pero más porque prefiere que la gente relacione esa ayuda con el GDF que por alejarse de todo tufo priista.

En redes sociales, Mancera tampoco ha sido carismático como Ebrard. Tanto que uno de los hechos más significativos fue cuando tembló por primera vez en su gestión como jefe de Gobierno. Hasta se vio lento y Ebrard tuiteó primero que Mancera, #TenemosSismo se hizo tendencia y todos extrañaron al “carnal”.

Otro punto es que Mancera ha tratado de quitarse la imagen de populachero que sí tenían AMLO y Ebrard, tanto que lo primero que hizo fue cancelar la instalación de las playas artificiales en el DF en las vacaciones.

Mancera suele evadir estos temas ante los medios, sin embargo, cuando le conviene acude a ellos para tratar de “convencer” con sus argumentos. Como es el caso de la encuesta de la tarifa del Metro, donde concedió entrevistas para hablar de las bondades que traerá el aumento de dos pesos.

La CNTE

Otro tema muy importante en el que Mancera se vio tibio es en el conflicto de la CNTE. Nunca tomó una postura ante el plantón en el Zócalo o posteriormente el del Monumento a la Revolución. Nunca dijo estar a favor pero tampoco en contra.

Ante las marchas y bloqueos de los maestros, tampoco hizo mucho, tanto que su parsimonia desesperó a miles de chilangos. Pero lo significativo fue que cuando Enrique Peña Nieto dio la orden a la policía federal para que desalojara el Zócalo para dar “El Grito” el 15 de septiembre, para lo único que sirvió el GDF fue para limpiarles la plancha, literalmente.

¿Qué opinan del primer año de Mancera como Jefe de Gobierno chilango?