La lana del buen vecino: Consulta sobre Presupuesto Participativo

EN EL AJO: Decide sobre los proyectos de mejora para tu colonia

Chilango

¿Crees que un huerto orgánico ayudaría a reactivar la vida comunitaria del lugar en donde vives? ¿Piensas que a través de azoteas verdes el problema del agua podría aminorarse? ¿Consideras que con Wi-Fi público la plaza de tu barrio podría reactivarse? Si los habitantes del Distrito Federal ejercemos nuestros derechos, estas ideas pueden volverse realidad. Podemos incidir directamente en los asuntos públicos de la ciudad.

Cada año, el GDF distribuye entre las colonias y pueblos del DF poco más de 800 millones de pesos1, de tal suerte que a cada delegación le corresponden, en promedio, 460 mil pesos2. Los ciudadanos y habitantes hemos propuesto proyectos comunitarios para invertir ese dinero y, ahora, decidir (en forma mayoritaria) cuál llevar a cabo. Se trata de una manifestación tangible de la democracia participativa en la que no sólo ejercemos nuestros derechos políticos mediante el voto, sino que participamos directamente en la construcción de soluciones para los problemas de nuestra ciudad. Serán los habitantes de cada una de las 1,753 colonias o 40 pueblos los que decidan cómo gastar los recursos en su demarcación.

Si bien para algunos la medida parece novedosa, no lo es tanto. Desde su primera puesta en marcha hace 25 años en Porto Alegre, Brasil, más de 1,600 ciudades del mundo se han sumado en ejercicios cívicos similares. En la Ciudad de México hemos tenido consultas de presupuesto participativo cada año desde 2011.

Lo que sí es muy diferente es el monto que se destina a la decisión directa de los ciudadanos. El DF somete a consulta más del doble de recursos que la ciudad de Nueva York y 10 veces más que Londres. La idea es poner un estímulo mayor para la participación.

Entre el pasado 24 de agosto hasta el 25 de septiembre, los ciudadanos presentaron proyectos ante las Direcciones Distritales del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF) en rubros como obras y servicios, equipamiento, infraestructura urbana, prevención del delito, actividades recreativas, deportivas y culturales. Los proyectos con impacto comunitario contribuyen a fortalecer las capacidades cívicas. De ahí que esta posibilidad estuvo abierta también a niñas, niños y adolescentes. Se recibieron proyectos muy creativos y bien pensados.

Ahora, todos nosotros debemos participar en la consulta, en la que emitiremos nuestra opinión de manera similar a como votamos en las elecciones, donde se tendrán hasta 10 proyectos para nuestra colonia, pero sólo se elegirá uno. En forma directa, libre y secreta cada quien escoge el que le parezca mejor, y gana aquel que obtenga más opiniones favorables. La emisión de opiniones se llevará a cabo en casillas tradicionales el 8 de noviembre, pero podemos optar por hacerlo a través de internet del 30 de octubre al 4 de noviembre, o bien en módulos electrónicos (3 y 4 de noviembre).

Algo importante: se puso en marcha un Observatorio Ciudadano con el cual se podrá dar seguimiento a la implementación de proyectos, para así transparentar el ejercicio en su totalidad. Por otro lado, los ciudadanos que quieran presenciar como observadores todas las etapas de la Consulta Ciudadana sobre el Presupuesto Participativo pueden hacerlo, previa acreditación ante el IEDF.

El reto ahora es vencer los bajos niveles de participación que se han registrado en el pasado. Hay buenas razones para pensar que las cifras mejorarán. La experiencia internacional muestra que ahí donde estos ejercicios se repiten en el tiempo, la ciudadanía se apropia de las decisiones públicas y termina por participar en forma más decidida.

El presupuesto participativo es una nueva oportunidad para mejorar nuestro entorno. Esta vez no son las autoridades ni los partidos. Son los ciudadanos los que están llamados a decidir sobre el presupuesto público. ¡No te quedes sin participar porque son mejores decisiones las que nos involucran a todas y todos!

*Yuri ha sido asesor en el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y en el Instituto Federal Electoral. Actualmente es consejero electoral del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF).

[1] ESTE AÑO, EL PRESUPUESTO PARTICIPATIVO ASCENDIÓ A 823,961,505.00 MILLONES DE PESOS, EQUIVALENTE AL 3% DEL PRESUPUESTO ASIGNADO A LAS DELEGACIONES. [2] EL 3% DEL PRESUPUESTO DELEGACIONAL SE DISTRIBUYE EN PARTES IGUALES ENTRE LAS COLONIAS Y PUEBLOS DE LA DEMARCACIÓN. EL MONTO EXACTO DEL PRESUPUESTO EN CADA COLONIA DEPENDE, POR TANTO, DE CUÁNTAS HAYA EN LA DELEGACIÓN Y DEL MONTO PRESUPUESTAL QUE SE ASIGNE A LA DELEGACIÓN.

¿Vas a participar con tu opinión?

– Participa en la Consulta sobre Presupuesto

 

– La réplica exacta de Chucky en el DF
– 5 posiciones para tener sexo en el coche
– Un programa de miedo ochentero llamado ‘La Hora Marcada’
– 13 datos curiosos sobre ALF

Participativo