La evolución del hashtag

El uso ¿útil? del #

Especial

Twitter ha revolucionado la forma de comunicarnos: se ha convertido en vocero de políticos, en un espacio donde sí tenemos voz, en un medio en el que podemos enterarnos de los mejores chismes, en un ring de box, en una maravilla para los stalkers.

Una de las mejores formas de seguir un tema específico son los hashtags; desde que apareció el primero, los trending topics se dieron rienda suelta. El ingenio de quienes los nutren y los retweets de quienes los retoman, porque les parecen “buenas puntadas”, han sido sus mejores aliados. Sólo es cuestión de un poco de creatividad, de omitir acentos (antes), eñes y lo demás viene por añadidura.

Según estadísticas, uno de cada 12 mensajes incluye un hashtag, así que si desean participar en alguna discusión, debate, compartir algún chiste o ganar seguidores sería bueno que empezaran a explotarlos.

Van algunos de los que han hecho que siga la mata dando.

1. #NowPlaying

El favorito de los melómanos; con él se dan gusto al compartir todo lo que escuchan. En realidad funciona como una especie de cortinilla musical entre tweet y tweet, ya que no tiene un objetivo específico (a menos que la canción en turno lleve dedicatoria). También es usado por los no melómanos (útil para quemar los gustos musicales del tuitero en cuestión).

#NoyPlaying Mi novia se me está poniendo vieja de Ricardo Arjona: #Megafail

2. #Megafail

Aparece cada que alguien mete las cuatro patas. Es utilizado cuando se quiere balconear a quien ha hecho o dicho alguna sandez, o para quemar a quienes no nos simpatizan.

#Megafail que EPN no se sepa el nombre de los medallistas de los Olímpicos. 

3. #SufrocomoPrecious 

Tras el estreno de la película de la chica más buleada del mundo surge este hashtag, que da voz a quienes quieren expresar su dolor: por trabajar horas extras, por tener que esperar a la novia que se prueba 18 pares de zapatos, por recordar que te comiste 12 muffins de una sentada… En realidad se convirtió en un compendio de mártires urbanos que pasan por el mar de lágrimas cotidiano.

Otra vez tres horas en Constituyentes y cinco donas Bimbo #SufrocomoPrecious

4. #StopKony 

No todos los hashtags que se han vuelto populares son para hacer chistes o para quejarse, también ha habido algunos en favor de causas sociales o contra abusos. En este caso, miles de tuiteros vieron el video viral de Kony y se pronunciaron en contra de los abusos que este militar cometió contra niños sudafricanos.

Firma. Apoya la campaña #StopKony

5. #Miércolesdemelonymelames 

Melón tenía 140 caracteres para escribir el albur puro y Melames, el duro. Ha perdido algo de popularidad, pero quienes aún lo utilizan religiosamente cada miércoles hacen gala de las capacidades de Melón y Melames.

Melón prefirió ver la película sentado y Melames hincado #miercolesdemelonymelames

6.  #Followfriday

Un homenaje a quien se sugiere seguir. En la actualidad hay páginas que miden quién ha sido el más popular para llevarse el bono de nuevos seguidores.

Mi #FF hasta el final de los tiempos para @ChilangoCom 

7. #Unatangaquediga 

“Abierto las 24 horas”. Sí, es una invitación, un anuncio, un comercial que funciona mejor que un espectacular en Periférico. 

#Unatangaquediga dime de qué presumes y te diré de qué careces

8. #Yosoy132 

Uno de los hashtags más comentados en los últimos meses. Nació tras la visita del copetón a la Ibero, cuando 131 alumnos publicaron un video en Youtube para pronunciarse como auténticas voces de protesta.

Al buen entendedor, pocas palabras: ni los universitarios te queremos #yosoy132

9. #ChistesdeNinel

Sólo pronunciar el nombre de Ninel Conde ya nos transporta a tuits famosos: ofrecer sus condolencias a las víctimas del “surimi”, reconocer a Barack Osama… Este hashtag dio material suficiente como para publicar un libro. Cómo olvidar los siguientes: “La hija de Ninel Conde le pregunta: ‘Mamá, ¿dónde dices que viven los mayas?’, ‘Pues en Mayami hija’. O este otro: “Quiero felicitar a Fey por el gran éxito de su página de internet: el Fey’s Book”.

¿#ChistesdeNinel? Nah, eso ya es viejo, mejor #TuiteocomoLópezDóriga 

10. #YoConfieso 

Una culpa siempre es menor cuando se comparte. Y para muestra un botón: ya sea para hacer públicos nuestros gustos culposos o para informar a los demás nuestro arrepentimiento.

#YoConfieso que quiero ir al concierto de Mercurio…