La Casa de la Bola

Mini historia de esta hacienda del D.F.

Para quienes transitan a diario por el rumbo de Observatorio y Parque Lira este edificio sólo es uno más. Pocos saben que dentro de él se encuentra una de las haciendas más bonitas de todo el DF.

La historia de esta edificación data de principios del año 1600. El primer propietario del que se tiene registro fue Francisco Bazán y Albornoz, quien pertenecía al Santo Oficio. Su siguiente dueño fue Don José Gómez Campos (ya ven que en ese tiempo así se les conocía a los ñores con propiedades, hoy mejor conocidos como socialités y/o juniors), un empresario minero que por su poca habilidad en los negocios se llenó de deudas y terminó pidiéndole a la Real Lotería que rifara su inmueble.

En 1884 otro don, esta vez uno llamado José Gómez de la Cortina compró la hacienda y un año después vendió la construcción principal y una parte de sus terrenos a don José Maria Rincón Gallardo, marqués de Guadalupe (¿qué pasa con tanto título?). 

40125¿Quién es la bola? Ok, mal chiste.
¿Quién es la bola? Ok, mal chiste. (Especial)

En 1942, los herederos del don marqués la vendieron a Antonio Haghenbeck y de la Lama en $95,000. Gracias a éste último, la casa recuperó su toque de elegancia al amueblarla con cortinas, espejos, candiles, cuadros y muebles de madera fina. Además, fue él quien adquirió la colección de estatuas que hay en sus jardines. Su objetivo: convertirla en museo.

Del inventario realizado en 1801 podemos decir que la propiedad sigue siendo prácticamente la mismo, excepto por el tamaño (ahora es más pequeña): corredores adornados con columnas de cantería, escalera de dos tramos con dos arcos y un patio principal. Además de eso, en los jardines y alrededor de la casa había olivos, magueyes y distintas clases de árboles frutales.

40126Jardines, esculturas, fuentes...
Jardines, esculturas, fuentes… (Tomada del blog del museo.)

Aunque el lugar no era específicamente una hacienda productora de aceite de oliva, en su patio principal tenia todo lo necesario para producirlo; en el segundo patio había un molino de piedra que se usaba para moler la materia prima.

Como dato extra les diremos que nadie sabe por qué le pusieron “La Bola”, hay quienes piensan que porque en aquella época ahí se hacían reuniones para conspirar contra el gobierno.

Actualmente en este lugar se ofrecen conciertos, talleres y cursos. Este mes (13, 12:00 hrs) habrá un concierto de Música Barroca y Romántica y (27, 12:00hrs.) una conferencia: “Memorias de la melancolía”, sobre las escritoras Emily Bronte (Cumbres borrascosas), Virginia Wolf, Emily Dickinson, Marguerite Duras y María Teresa León.

Museo Casa de la Bola
Parque Lira no. 136, Col. Tacubaya,
Telefonos: 55 15 55 82, 55 15 88 25, 19 98 75 88.