Curiosidades sobre el 29 de febrero

Inutilidades bisiestas

Especial

¿Por qué existe el año bisiesto?

Porque la Tierra no tarda 365 días exactos en dar la vuelta al Sol, sino 365 días, 5 horas, 48 minutos, y 46 segundos. Este tiempo hace que se acumule un día extra. Los romanos decidieron que este día debía ser el 29 de febrero, y más adelante, cuando se editó el calendario gregoriano, se calculó que ese día extra debía añadirse en años que fueran divisibles entre cuatro. Otra regla dice que el año en cuestión no puede ser bisiesto si es divisible entre cien, a menos que se pueda dividir también entre 400. No muy complicado, pero sí de mucha flojera. Pero gracias a esto estamos sincronizados con las estaciones del año. 

 

Datos Inútiles

La gente que nació en año bisiesto suele celebrar su cumpleaños el 28 de febrero o el 1 de marzo. A los nacidos en este día se les llama leapers, por el inglés leap year, que es como se le dice al año bisiesto.

 

Facebook no celebra los cumpleaños de los leapers cada cuatro años: lo publica el 28 de febrero. 

Según una tradición, el 29 de febrero una mujer puede pedirle a un hombre que se case con ella. En Finlandia esto incluye otro punto: si el hombre rechaza a la mujer, debe regalarle tela para una falda. (WTF)


En el mundo hay aproximadamente 4 millones de personas nacidas en año bisiesto.


Se cree que las personas que nacieron en este día tienen talentos inusuales…

… Pero ni se crean tan especiales, porque los chinos creen que los nacidos un 29 de febrero son difíciles de educar, y además tienen mala fortuna. 

Los griegos dicen que es de mala suerte casarse en este día. 


Las Olimpiadas, las elecciones presidenciales de China, el campeonato de la UEFA, y las elecciones presidenciales de Estados Unidos son en año bisiesto.


Hay un refrán muy famoso que dice “Año bisiesto, año siniestro”. Esto es porque para los romanos, febrero era el mes de los muertos. Entonces el año bisiesto representaba de cierta forma un día más de desgracias. ¿Será?


Éste se ha convertido en el día mundial de enfermedades raras. (¿O sea que quienes las tienen sólo son recordados cada cuatro años?)

Para calmar la mala vibra del 29 de febrero, los romanos crearon el 15 de marzo la Lupercalia, en honor a Luperco, dios de la fertilidad. Este día se volvió pretexto para la calentura. Años más tarde, la Iglesia recorrió esta celebración al 14 de febrero, y la llamó San Valentín. Así que a todos los forever alone, lamentamos informarles que es falso que sea día de la amistad. Mas bien, en una de esas retomemos y saquemos todas nuestras inquietudes hormonales dentro de 15 días. A ver si aguantan.

En Europa este es el “día de las enfermedades raras”, o sea, de esas que por cada 10,000 habitantes existen menos de 5 casos. Durante este día se realizan campañas para crear conciencia, bajo el lema: “raros, pero fuertes juntos”.


La posibilidad de nacer en año bisiesto es una en aproximadamente 1500.


El día bisiesto tiene una parte mala: es un día más de trabajo sin sueldo extra. 

El rapero Ja Rule (Jeffrey Atkins Represents Unconditional Love Exists) es uno de los leapers más famosos. Felices 9 años, pues.

Los premios Oscar de 1940 se realizaron un 29 de febrero, fue en ese año cuando la película “Lo que el viento se llevó” obtuvo ocho estatuillas.

Y sí, ha habido 30 de febrero, sólo en los calendarios: sueco (antes de 1753) y en el de la URSS (1929).

Hace un par de años, Michael Rowe obtuvo la Cámara de Oro Cannes por su película llamada “Año Bisiesto”.