Se gastan el dinero para damnificados en pizzas y celulares

CNBV identificó cuatro maneras distintas por las que se extrajo el dinero de manera ilegal

hackeo de tarjetas de bansefi
Foto: Cuartoscuro

La clonación de tarjetas no es la única irregularidad detectada en la entrega de apoyos para los damnificados de los sismos de septiembre pasado en México. La investigación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), a la que Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad tuvo acceso, también detectó el hackeo de tarjetas de Bansefi y el uso de ese dinero en tiendas como Chedraui, pizzerías y hasta tiendas de celulares ubicadas en Veracruz, Jalisco o Quintana Roo.

El hackeo de tarjetas de Bansefi se detectó luego que 258 damnificados presentaron denuncias, ya que las tarjetas que recibieron registraban cargos no reconocidos.

Luego de una investigación, la CNBV encontró que 96.5% de esas tarjetas fueron hackeadas y se les extrajeron 2 millones de pesos.

Te recomendamos: Damnificados del 19S luchan contra el olvido

Sin embargo, la cantidad podría ser mayor, ya que la Comisión encontró que el hackeo de las tarjetas de Bansefi se utilizó para realizar transacciones irregulares en más tarjetas, las cuales no habían sido denunciadas. Además, alertó que Bansefi carece de mecanismos para detectar y bloquear transacciones fraudulentas.

De acuerdo con la investigación, las terminales bancarias de las que se extrajo el dinero de los damnificados son cuatro: un supermercado Chedraui en playa de Boca del Río, Veracruz; un local de Pizza Hut de Guadalajara, Jalisco; un Dominos del Puerto de Veracruz, y una tienda de celulares en Cancún, Quintana Roo.

Las transacciones en estos cuatro comercios se realizaron entre el 22 de octubre y el 2 de noviembre de 2017.

Al analizar todas las transacciones realizadas en las tarjetas que presentaron una reclamación, la CNBV identificó cuatro maneras distintas por las que se extrajo el dinero de manera ilegal.

Una de ellas es que en 59 de las 258 tarjetas hackedas se realizaron compras antes que el plástico se entregara al beneficiario; de esta manera se extrajeron $357,076.

Los usuarios afectados por el hackeo de tarjetas de Bansefi se encuentran en tres comunidades de Oaxaca: Asunción Ixtaltepec, Magdalena Tlacotepec y Juchitán, y otras tres de Chiapas: Tonalá, Cintalapa y Pijijiapan.

En entrevista con Reforma, Virgilio Andrade, director de Bansefi, aceptó que se emitieron varias tarjetas a nombre de una misma persona, pero aseguró que no se cobraron recursos y no hubo fraude.

Según Andrade, hubo «incidencias» que serán explicadas ante la CNBV antes del 2 de febrero.

Si quieres leer la segunda parte del reportaje de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad, acá te dejamos el link.