¡Pum, zas, cuaz! Asambleístas se pelean en la tribuna

¡Debatirááán de dos a tres caídas, sin límite de tiempo! Diputados de la Asamblea Legislativa de la Ciudad de México se agarraron del chongo y protagonizaron una sesión de golpes, empujones, rasguños y jalones de pelo.

Los ánimos se encendieron cuando los diputados de la Asamblea Legislativa comenzaron a discutir sobre la planta termovalorizadora.

Los dimes y diretes fueron encabezados por los asambleístas de Morena y el PRD, quienes se enfrentaron en la tribuna durante el dictamen sobre el presupuesto para la instalación de una planta de termovalorización, cuyo costo asciende los $100 mil millones.

La bancada del PRD en la Asamblea Legislativa hizo todo lo posible por aprobar que el remanente de participaciones federales en la Ciudad se destinara completo a operar y mantener la termovalorizadora, hasta pagar $109 mil millones.

Pero la fracción de Morena se rehusó y el coordinador de esa bancada, César Cravioto, solicitó una moción suspensiva del dictamen, el cual, según servicios parlamentarios, nunca fue entregado de manera escrita.

Cuando Cravioto insistió en la discusión, el diputado perredista Iván Texta manoteó para impedir que el miembro de Morena hablara y ahí comenzaron los empujones y arañazos.

Para tratar de calmar los ánimos, una legisladora de Morena decidió finalizar la sesión y la bancada tomó la tribuna.

Pero eso sólo empeoró el ambiente, ya que comenzó un jaloneo en el que la perredista Rebeca Peralta dijo que fue agredida por la morenista María Eugenia Lozano, mientras que la morenista Citlali Hernández terminó con un brazo rasguñado y responsabilizó a Nury Delia Ruiz, de Movimiento Ciudadano.

Aún bajo tensión y con la tribuna tomada, los perredistas intentaron reanudar la sesión e improvisaron una presidencia, con la cual aprobaron endeudar a la Ciudad por 30 años con los remanentes.

No obstante, el dictamen aprobado no fue incluido en la gaceta parlamentaria.

Al final de la trifulca, solo faltó que uno de los legisladores se aventara la famosa llave huracarrana, que alguno repartiera pierrothazos a diestra y siniestra o que, ya de plano, se lanzara desde de la tercera cuerda.

Como buenos legisladores, los diputados de la Asamblea Legislativa publicaron en sus redes sociales los saldos de la batalla. 

Mientras los integrantes de Morena justificaron la toma de la tribuna y lanzaron un video de lo ocurrido, el PRD dijo que la suspensión no procedía, por no haber sido entregada a tiempo.

Y para darle fin a la escenita política de la ciudad, los diputados solicitaron sustituir al presidente de la Mesa Directiva por Fernando Zárate, asambleísta del PVEM.