¿El Metro no pasa? Esta es una de las razones del retraso

fallas en el metro
Foto: Cuartoscuro.

Típico que llevas prisa, sales de casa con el tiempo encima y el Metro no pasa. En los últimos años, las fallas en el Metro son cada vez más evidentes pero las autoridades no explican qué problemas hay en ese sistema de transporte.

La respuesta a nuestras dudas sobre las constantes fallas en el Metro vio la luz durante una reunión de científicos celebrada en New Orleans, Louisiana, en Estados Unidos.

Darío Solano-Rojas, un geofísico de la Universidad de Miami, que vivió en la CDMX, asegura que el hundimiento de la capital del país está provocando fallas en el Metro, como retrasos en el servicio y grietas en las columnas de concreto que soportan las vías, indica un reporte de la revista Science.

Te recomendamos: ¡No es Japón! Así serán los 10 nuevos trenes del Metro

Antes que corras en círculos por el terror de un accidente en el Metro, como el de 2015 (cuando dos trenes chocaron en la estación Oceanía), te vamos a explicar la situación.

La CDMX está construida sobre un antiguo lecho lacustre y, cada año, la ciudad se hunde hasta 30 centímetros.

Una de las razones de los hundimientos es que se extrae el agua subterránea para abastecer a los más de 20 millones de personas que habitamos Chilangolandia, lo que origina movimientos terrestres.

De acuerdo con la información publicada en Science, el hundimiento de la CDMX está relacionado con una variedad de informes de interrupciones y fallas en el Metro.

Por ejemplo, refiere, los inspectores han observado grietas en las columnas de concreto que soportan las pistas sobre el suelo y cambios verticales en las mismas vías.

El geofísico llegó a esa conclusión luego de que él y su grupo de trabajo analizaron los datos satelitales que muestran cómo cerca de 93 kilómetros de vías férreas sobre tierra en la Ciudad de México se están hundiendo.

Para lograr su misión, el equipo de Solano-Rojas utilizó datos de un satélite italiano que rebota pulsos de láser de microondas del suelo y registra el tiempo que tarda la luz en regresar. Armados con estos tiempos de viaje para pases de satélite (el tiempo que tarda en ir y regresar la señal) durante 2011-2012, los científicos calcularon las alturas del terreno con precisiones de nivel milimétrico y cómo cambiaron con el tiempo.

Al analizar los datos, los investigadores determinaron que la zona oriente de la CDMX es la que se hunde más rápidamente.

Además, los investigadores analizaron cómo las tasas de hundimiento variaron a lo largo de las secciones adyacentes de 30 metros de la vía. Este hundimiento diferencial es el verdadero culpable, dijo Solano-Rojas, porque hace que la pista se doble y cambie de pendiente, ya que algunas secciones de la vía se hunden más rápido que otras.

También lee: ¿Quieres adoptar un perrito? Conoce a los del Metro

¿Qué línea del Metro es la más afectada?

Durante sus investigaciones, el equipo descubrió que La Línea A es la que acumula mayor cantidad de problemas y los niveles más altos de hundimiento. «Eso es preocupante porque los funcionarios del gobierno están evaluando un plan para extender la Línea A en 13 kilómetros», explica la revista Science.

¿Por qué chocó el Metro en 2015?

Otro de los descubrimientos de la investigación es que hay altos niveles de hundimientos en la estación de Oceanía, el sitio donde dos trenes chocaron en 2015.

«El diseño original de las pistas era para una pendiente de 3%, pero, después de tantos años de hundimiento, la pendiente cambió a más de 7% y los frenos del tren no fueron diseñados para esa pendiente», indicó Darío Solano-Rojas.

¿Dónde hemos visto esto? Creemos que Los Simpson lo hicieron de nuevo en su capítulo sobre el monorriel.

Pero, ojo, no todo está perdido. El estudio señala que no todas las áreas de alto hundimiento diferencial están asociadas con daños o accidentes reportados.

Sin embargo, señala que los hundimientos deben ser monitoreados porque los efectos a menudo tardan años en manifestarse y «vemos desplazamientos que podrían generar problemas en el futuro», dijo Solano-Rojas.