Estadios chilangos que hoy son tiendas y parques

La modernización los mató

En algunos lugares de la Ciudad de México donde hoy se pueden ver parques o centros comerciales, se localizaban importantes estadios en los que se llevaron a cabo memorables eventos deportivos durante el siglo pasado.

Antes de la llegada de los grandes foros, como el Estadio Azteca, el Estadio Azul, la Plaza México o el Estadio Olímpico de CU, en la capital había recintos como el Parque Asturias o el Toreo de la Condesa que, en su momento, se localizaban entre los más grandes del Continente.

Lugares por los que millones de chilangos pasan diariamente, como la Condesa o la Roma, fueron los terrenos que albergaban estos grandes foros. Veamos cuáles eran

Parque España

Este parque localizado en el actual corazón de la Condesa fue, por allá de 1912, la casa del Club España, un equipo fundado por inmigrantes españoles y que fue uno de los iniciadores del futbol organizado en la Ciudad de México.

No tenía grandes instalaciones, sus tribunas eran de madera y una casa servía de vestidor para los equipos local y visitante. Ésa no fue su única casa, pero la última y más grande se localizó en los terrenos de lo que hoy es Plaza Galerías, en la Esquina de Melchor Ocampo y Marina Nacional.

El España, como se le conocía popularmente, fue campeón 12 veces entre 1912 y 1943, periodo que abarca desde la era amateur del futbol mexicano hasta el inicio de la profesional.

Parque México

Casi nadie sabe que este paraíso de los vecinos de la Condesa que tienen perro se llama en realidad “Parque General San Martín”.

No hay registros precisos de por qué se le conoce como Parque México, pero hay una teoría que también está relacionada con el futbol (otra teoría simplemente señala que se debe al nombre de la calle que lo rodea, pero esa es menos divertida).

Cerca de ahí se encuentra la Avenida Amsterdam, la cual tiene forma de óvalo y “rodea” gran parte de la Condesa, dejando exactamente al centro al Parque México. El trazado de esa calle se debe a que se construyó sobre la pista de lo que entre 1910 y 1925 fue un hipódromo construido por el Jockey Club de México (por eso la colonia se llama Hipódromo Condesa).

La parte central del óvalo es lo que actualmente es el Parque México, donde algunos vecinos aseguran que entrenaba el equipo México FC (que también se llamó Club México y Atlético México, pero solía ser conocido popularmente como “el México”), de ahí el nombre. El México fue campeón en 1912 y se desintegró en 1934.

El Toreo

Muy cerca de ahí, donde actualmente se encuentra El Palacio de Hierro, eran los terrenos de una gran plaza de toros (en su momento, era la más grande del Continente) inaugurada en 1907 y que se conocía como “El Toreo de la Condesa” o “Coso Condesa”.

Pero en 1946 se decidió desmontarla y trasladarla piedra por piedra a la zona de Cuatro Caminos, que en ese entonces era una muy lejana entrada a la Ciudad de México (hoy, gracias al tráfico, todavía lo es).

El llamado Toreo de Cuatro Caminos fue dotado de una estructura metálica que estaba destinada a colocarle un techo, el cual no tuvo sino hasta mediados de la década de los 80.

Fue demolido en 2008 para dar lugar a un edificio de oficinas y departamentos y a un centro comercial que todavía están en construcción. Durante sus últimos años, albergó pocas corridas de toros, pero muchos conciertos, funciones de lucha libre y actos políticos.

Aunque ya no existe, sigue siendo recordado por el símbolo de la estación del Metro Cuatro Caminos y por los carteles de los miles de microbuses y camiones que llegan a los alrededores de esa zona y que dicen “Metro Toreo”, a pesar de que ese no es el nombre oficial de la terminal de la línea 2 del Sistema de Transporte Colectivo.

Parque Delta

Ubicado en el cruce de Cuauhtémoc y Viaducto, donde hoy se encuentra un centro comercial con ese nombre, se trataba del estadio de beisbol más importante de la Ciudad de México por allá de 1928, cuando fue inaugurado; para mediados del siglo 20, se convirtió en el único foro de la capital dedicado a ese deporte.

Hacia la década de los 60, cambió su nombre a Parque del Seguro Social, ya que lo adquirió el IMSS, y desde entonces hasta la década de los 90, fue la casa de los Diablos Rojos y de los Tigres, hasta que fue demolido definitivamente en el verano de 2000.

Uno de los capítulos más tristes que se le dio a este parque de pelota se vivió en 1985, cuando tras el terremoto del 19 de septiembre sirvió para recibir los cadáveres de las víctimas que eran rescatadas de los escombros de los edificios que resultaron afectados.

78349Aquí, posterior al terremoto del 85 Foto: Cuartoscuro
Aquí, posterior al terremoto del 85 Foto: Cuartoscuro

Jardín Ramón López Velarde

A unos pasos de ahí se encuentra este jardín que durante muchos años fue conocido como “Parque Estadio”, ya que ahí se encontraba el Estadio Nacional, uno de los recintos masivos más importantes construidos en la historia de la Ciudad de México.

Localizado en el cruce de Orizaba y Antonio M. Anza, muy cerca de donde hoy se encuentra el Centro Médico y la Avenida Cuauhtémoc, éste fue un gran desarrollo arquitectónico que se construyó en 1924 y que no sólo sirvió para recibir grandes eventos deportivos, sino que se trataba de una especie de símbolo de poderío del Gobierno posrevolucionario y en donde también se llevaban a cabo actos políticos, como las tomas de protesta de los Presidentes.

A pesar de la importancia de ese proyecto, su vida fue más bien corta, ya que a finales de la década de los 40 fue demolido para dar paso al Multifamiliar Juárez, un gran complejo de edificios habitacionales que resultó ser uno de los puntos más afectados durante los terremotos de 1985.

Durante varios años, ahí también se localizó el Cine Estadio, el cual hoy es un templo religioso, cuya fachada fue construida sobre lo que era la entrada de este recinto deportivo.

Parque Asturias

Formado por inmigrantes provenientes de Asturias, España, que querían jugar futbol, el Asturias FC fue uno de los equipos más importantes en los inicios de este deporte en México y, de hecho, fue el primer campeón de la era profesional.

Tuvo varias sedes, pero en 1936 inauguró un estadio para 25 mil espectadores con grandes tribunas de madera y que se localizaba en lo que hoy es la Calzada de Chabacano, en los terrenos donde actualmente se encuentra la sucursal Asturias de la Comercial Mexicana, muy cerca de Calzada de Tlalpan.

El Parque Asturias no era sólo un estadio, sino todo un complejo deportivo con instalaciones para practicar futbol, voleibol, tenis, squash, frontón, basquetbol y boliche, además de alberca olímpica con fosa de clavados, gimnasios y restaurantes.

Este gran estadio de madera fue sede de una de las tragedias más grandes del futbol mexicano, cuando en 1939, en un partido entre el Asturias y su archirrival Necaxa, un error arbitral provocó que aficionados del equipo visitante incendiaran las tribunas.

¿Cómo la ven?

También les puede interesar:

¿Quién se murió en la Barranca del Muerto? (¿Por qué se llama así?)
Curiosidades del español que tal vez no conocías
Botanas asquerosamente ricas