El ”arte” del insulto

Porque las groserías ya aburren

Un insulto es como un chiste: sólo los más creativos son memorables. Sin embargo, parece que esto se nos había olvidado.

Al pelearnos con alguien, o criticarlo, bombardeamos a nuestros interlocutores con todo nuestro repertorio de vulgaridades que casi siempre tienen referencias sexuales o escatológicas. ¿Y saben qué? Las hemos escuchado tantas veces que ya tienen el mismo efecto que un simple e inocente “¡tonto!”. Pensamos que realmente vamos a herir a la gente, pero en realidad nuestras palabras son aburridas y predecibles.

Sí, hemos olvidado por completo el arte del insulto.

¿Cuál es el problema con las “groserías”? Que todos podemos decirlas. Es más, todos las hemos dicho, desde que éramos unos pubertos intentando ser cool. Al principio, tal vez no tenga nada de malo, pero con el tiempo se vuelve aburrido y nos hace ver como unos completos idiotas. Se nos olvida ser creativos y hacer insultos inteligentes, de esos que podríamos decir y hacer sentir mal a quien sea, sin ser vulgares, ni dar pena ajena a los testigos que se tuvieron que chutar toda nuestra sarta de palabrotas.

Es muy difícil explicar el arte del insulto, pero les podemos decir una cosa: se trata de escoger inteligentemente nuestras palabras. La mejor forma de enseñarlo, es con ejemplos. Por eso, aquí les va una lista de nuestros insultos finos favoritos:

“No sólo conservó su adorable figura, sino que le agregó mucho más” – Bob Fosse

“Soy sarcástico porque es la defensa natural del cuerpo contra la estupidez” – Anónimo

“Me acabo de enterar de su enfermedad. Esperemos que no sea nada trivial.”- Irvin S. Cobb


“Es un tipo bueno, pero jugó mucho americano sin casco.” – Lyndon Baines Johnson

“No tiene enemigos, pero es intensamente repudiado por sus amigos” -Oscar Wilde

“Me siento miserable sin ti, casi tanto como cuando estoy contigo.” -Stephen Bishop

“No sólo es aburrido, sino que es la causa del aburrimiento de los demás” – Samuel Johnson

“Tuve una noche maravillosa… pero no fue ésta”- Groucho Marx

“El disco se llama ‘Bad’ porque en la portada no había espacio suficiente para ‘Patético’” -Prince

 

“Tiene el oído de Van Gogh para la música.” – Billy Wilder

“Nunca olvido una cara, pero en tu caso estaré encantado de hacer una excepción” – Groucho Marx

“Esa mujer habla ocho idiomas y no sabe decir ‘no’ en ninguno.” -Dorothy Parker


“Tiene todas las virtudes que odio, y ninguno de los vicios que admiro.” – Winston Churchill

“Ama la naturaleza, a pesar de lo que ésta hizo con él.” -Forrest Tucker

“No fui al funeral, pero mandé una carta diciendo que estaba de acuerdo.” -Mark Twain

 

“Algunos causan felicidad donde quiera que van; otros cuando se van.” – Oscar Wilde

Y para terminar, nuestros insultos favoritos, entre Lady Astor y Winston Churchill:

LA: “Si fuera su esposa, le pondría veneno en el café”.

WC: “Si usted fuera mi esposa, me tomaría ese café”.