¿Dónde está el centro de la ciudad?

Uno de los grandes enigmas chilangos

Definir cuál es el kilómetro cero de nuestro país (es decir, donde comienzan todos los caminos y carreteras) es un asunto complejo ¿Te has preguntado a partir de qué punto se definen cuántos kilómetros hay a Guadalajara o Acapulco? Evidentemente las casetas no son el punto de referencia y lo más lógico sería pensar que comienzan en la plancha del Zócalo, pero no es así.

Yendo más lejos ¿cuál es el centro de la ciudad? ¿Existe un lugar donde los españoles definieron como el centro mismo de la Nueva España? 

En Chilango nos dimos a la tarea de descubrir ambas cosas: dónde arrancan los caminos y dónde estaba el centro de la capital española. Y lo que encontramos fue asombroso. 

Los que no son

Usualmente el Monumento a Enrico Martínez que se encuentra a un lado de la Catedral, justo donde desemboca la calle de 5 de Mayo, se toma como referencia para el kilómetro cero. El personaje que aparece arriba de este monumento no es Enrico, sino Cibeles, la diosa griega (la delata el pelo y su bastón). Este monumento tiene en la parte de abajo el marcador del lago de Texcoco, un metro lineal y una yarda. Este indicador no sirve actualmente, aunque muchos piensen que así es. 

88315num1
num1

Sin embargo, este monumento no estaba ahí originalmente. Fue realizado a finales del siglo XIX y lo colocaron en la calle de Moneda, a un lado del Palacio Nacional. La mítica cantina “El Nivel” que cerró hace algunos años, recibió su nombre por encontrarse justo enfrente de él. Así que al moverse de lugar no es una referencia exacta para contar los caminos a partir de ahí. 

Otro indicador utilizado alguna vez fue la Puerta Mariana del Palacio Nacional, es decir, la que está más próxima a la Catedral. Esta puerta recibió el nombre por el presidente mexicano que tomó poder en 1852: José Mariano Martín Buenaventura Ignacio Nepomuceno García de Arista Nuez, o como se le conoce popularmente, Mariano Arista. Él mandó construirla y sirvió en sus tiempos como la entrada principal al Palacio. 

88316num2
num2

Resulta curioso que la esquina de Moneda y Seminario es la que tiene más referencias para ser el kilómetro cero de nuestra ciudad. Tal vez por ser la más bulliciosa y transitada durante muchos siglos. También en este lugar estuvo durante muchos años recargada la Piedra del Sol antes de acomodarse definitivamente en el Museo de Antropología… aunque el verdadero punto de arranque de los caminos está a unos pasos. 

La esquina olvidada del Centro Histórico

Para comprender mejor este asunto, tenemos que remontarnos a los primeros días de la Conquista. Hernán Cortés arrasó con la vieja Tenochtitlan y mandó derribar el Gran Teocalli, lo que hoy conocemos como el Templo Mayor. Esta pirámide debió de ser majestuosa y era el centro de todo el imperio azteca. Las tres calzadas más importantes del imperio llegaban directo a ella: Tacuba, Tlalpan y Tepeyac. Ser un viajero, entrar a la ciudad y ver que el camino te llevaba justo a su puerta hablaba de la importancia de esta convergencia. 

Para construir su ciudad al estilo europeo, Cortés se ayudó del personaje más importante de esta historia: Alonso García Bravo, geómetra y urbanista, y que definió las calles del primer cuadro. En su tiempo era llamado “jumétrico”. 

En Chilango, nos hicimos de una copia del documento “Información de Méritos y Servicios de Alonso García Bravo, Alarife que trazó la Ciudad de México”. Estos documentos se encuentran en el Archivo de Indias, y fueron estudiados por Manuel Toussaint en 1928. 

En él se explica dónde estuvo la primera esquina de la capital novohispana. Dice así: “Alonso García Bravo no pudo realizar la traza del centro de la capital si no estaba totalmente arrasado el templo mayor, el gran teocalli […] su primera idea es unir las cuatro calzadas convirtiéndolas en dos: el templo mayor, en sus despojos, queda crucificado, y el centro topográfico de la ciudad indígena ya sin importancia se encuentra, aún hoy en día, en el cruce de las calles de (Tacuba) Guatemala y (Seminario) Argentina. Sobre estos dos grandes ejes, supervivencia de Tenochtitlan, el topógrafo puede trazar sus coordenadas.” 

88317num3
num3

Es decir, que el punto que el jumétrico marcó como el comienzo de todos los caminos está detrás de Catedral, en la calle de Guatemala con el cruce de Argentina. Fuimos a ver qué hay ahí para poner nuestros pies sobre el kilómetro cero. 

88318num4
num4

¡Pero oh sorpresa! Justo en ese cruce se realizan algunas remodelaciones del Museo del Templo Mayor. El sitio que un día fue designado por Alonso García Bravo está cerrado y con algunas lonas. Por más que le pedimos al policía no nos dejó, pero ya encontramos por fin nuestro kilómetro cero. 

El lugar perdido en el tiempo

¿Pero es esta esquina el centro de la Ciudad de México? Pensemos que Alonso decidió que esa esquina iba a ser el punto de arranque, pero no construyó la Plaza de Armas encima de ella. Para entender mejor esto podemos pensar en el asta bandera del Zócalo que es el centro actual del Centro Histórico, pero no es una esquina por sí misma. 

Alonso García Bravo se topó con los dos palacios aztecas (el nuevo y el viejo) que ocupaban lo que hoy es el Palacio Nacional y el Monte de Piedad. Como Hernán Cortés quiso conservarlos, decidió que esos iban a ser los límites de la plaza principal. Regresemos al libro: “Alonso García Bravo traza el centro de la nueva ciudad. Escoge el gran espacio que se extiende frente a los dos palacios, limitados al norte por el eje oriente-poniente -Tacuba-Guatemala- y al sur por la acequia que llegaba a San Francisco (hoy Madero). Esa será la gran Plaza Mayor de México en que se levantó primero la catedral vieja, dividiéndola en dos: la placeta del Marqués, de la plaza de armas y después la gran catedral que hoy admiramos”. 

Con ayuda de Google Maps hicimos un cálculo de dónde estaría el punto que García Bravo definió como el centro de toda la ciudad. El lugar donde comenzaría la construcción de la Ciudad de México, dejando atrás a la ciudad azteca. Las coordenadas son: 19º26’02.2″N 99º07’58.5″W  

88322catedral
catedral

Ese punto está dentro de la Catedral por detrás de la Torre oriente. En la foto satelital se puede observar que corresponde a un pasillo. Por el puro gusto de pararnos ahí fuimos a ver, aunque es obvio que no íbamos a encontrar una placa ni nada parecido. Es un punto perdido en el tiempo… 

¡Pero sorpresa! 

Justo en esas coordenadas está un respiradero dorado enclavado en el suelo. Parece que no es casualidad que en el punto exacto en el que alguna vez estuvo la primera plaza española y el centro mismo de la ciudad, hay una placa dorada. Casualidad o no, ese punto existe, y miles de feligreses pasan sobre él sin saber su importancia histórica.

88320num6
num6
88319num5
num5

Se nos hace un poco difícil de creer que, de todo el pasillo, sea este punto donde haya un respiradero ¿Alguien puso lo colocó ahí por alguna razón específica? Nunca lo sabremos. Es otro de tantos misterios del Centro Histórico.

También checa:

¿Quién se murió en la Barranca del Muerto?
¿Dónde está la viga que le dio nombre a la calzada?
Curiosidades de la Basílica de Guadalupe