Nuevo diccionario del futbol

Entre ellos, así se entienden

Especial
 
Con eso de que los muchachitos de la selección están empeñados en no quedarse atrás respecto a los mayores, descubrimos que el vocabulario del futbol está sufriendo un reacomodo. Amantes, como somos, de la lengua, nos dimos a la tarea de recopilar algunas de las entradas que tendrá la próxima edición del Diccionario Enciclopédico de Usos y Costumbres del Futbol Mexicano. Son once, como los jugadores de la cancha, aunque se aceptan sugerencias:
Cabezazo: Dícese de la acción inmediatamente posterior al deseo de venganza por parte de un portero de sangre azul. 
Fuero de juego: Sensación falsa de inmunidad de quienes visten una camiseta de la selección nacional (no confundir con fuera de juego).

Cambio de juego: Celebración y bacanal posterior a un triunfo en Monterrey con invitados que van disfrazados de invitadas, a petición expresa de un jugador que no ha salcido a dar más explicaciones.
Entrada con los tacos por delante: Error atribuible al nutriólogo que consiste en basar la dieta del equipo en carne enriquecida con vitaminas y clembuterol.
Ejercicios de calentamiento: Prácticas físicas previas a un torneo que requieren la participación de un grupo de chicas que rentan su amor al mejor postor.

Sacar la tarjeta: Acción y efecto secundario de los ejercicios de calentamiento; las invitadas a los ejercicios decomisan los accesos a las habitaciones para que sus compinches, a su vez, decomisen posteriormente todo lo decomisable (incluyendo las tarjetas).

Saque de neta: Divulgación de vídeos o testimoniales de los participantes en los ejercicios de calentamiento vía la TV (vid supra y no confundir con saque de meta).

Saque de banda: Acción y efecto de separar del equipo a los jugadores que se solazan a sus anchas; suele presentarse después del saque de neta, aunque ya lo hemos visto también después de las entradas con los tacos por delante (vid supra).
Palo:
Penal: Posible sede de concentración para selecciones del futuro en caso de que las indisciplinas sigan manifestándose y creciendo. Las visitas conyugales serían racionadas según el rendimiento en la cancha.
 
Solo frente al marco:  Sensación de inseguridad que embargará a los involucrados en el saque de banda ahora que lleguen a la puerta de su casa y tengan que enfrentar a novias o esposas.