Marco Antonio presentaba delirium, un esguince y deshidratación

diagnóstico médico de Marco Antonio
Foto: Cuartoscuro

Después que fue encontrado con aparente deterioro físico, las autoridades entregaron el diagnóstico médico de Marco Antonio Sánchez.

Delirium mixto, alteraciones en la conducta, deshidratación y un esguince en el tobillo izquierdo es el diagnóstico que médicos de la Secretaría de Salud capitalina dieron a los padres del menor, quien permaneció cinco días desaparecido.

De acuerdo con los médicos, este padecimiento ocasiona pensamiento desorganizado, deterioro de la memoria y alteraciones emocionales y pudo haber sido originado por un traumatismo.

«Se ha observado con soliloquios, irritabilidad, discurso desorganizado, presentando descontrol conductual, agrediendo físicamente, con la mano, en una ocasión, por lo que se acude a valoración de esta unidad», se lee en el documento expedido por la dependencia.

Incluso señala que Marco ha presentado episodios de agresión, pues cuando fue llevado al Juez Cívico de Melchor Ocampo, intentó soltar una patada a un representante de la Comisión de Derechos Humanos.

Según declaraciones de testigos recabadas por Reforma, cuando se encontró con su padre el joven repetía en varias ocasiones: «No quiero regresar a casa».

En sus declaraciones, el padre negó que Marco Antonio tuviera antecedentes de problemas psicológicos, adicciones a las drogas o algún conflicto familiar.

El joven de 17 años aún no ha podido testificar ante las autoridades, aún se desconoce quién lo golpeó y en qué lugar permaneció los cinco días que estuvo desaparecido.