8 cosas por las que jamás dejaremos de ir a la Cuauhtémoc

Es verdad que el crimen organizado azota al corazón de la ciudad, pero los chilangos no pretendemos abandonar la Delegación Cuauhtémoc.

delegacion-cuauhtemoc
Foto: Wikipedia

Como chilangos, constatar que el crimen organizado se ha infiltrado en la Delegación Cuauhtémoc fue triste y duro, pero también necesario de publicar. Justamente porque amamos nuestra ciudad es que nos sentimos comprometidos a señalar las cosas que la amenazan.

La reacción obvia ante la inseguridad es el miedo y, se dice por ahí, el miedo paraliza más que el peligro. En una de nuestras delegaciones favoritas se encuentran las actividades que más nos emociona hacer, donde viven o tienen sus negocios muchos de nuestros amigos, donde están muchos de los atractivos que nos representan ante el viajero que nos visita. Pero también es cierto que si dejamos las calles desiertas para replegarnos a nuestras casas, habremos renunciado a una buena parte del goce de vivir y al placer de seguir conociendo esta ciudad.

Porque la Delegación Cuauhtémoc nos ha hecho sentir cosmopolitas los últimos 20 años. Es nuestro Williamsburg, nuestro Palermo, nuestro Brixton, nuestro Malasaña. Nuestra Cuauhtémoc.

Y no queremos que el corazón de la ciudad deje de latir, así que hicimos este listado de cosas por las que jamás, nuncamente, dejaremos de visitar la Delegación Cuauhtémoc:

El Centro Histórico

delegacion-cuauhtemoc-2
Foto: Wikipedia

Tanta historia, tanto México y tanta cultura en un solo lugar. La Plaza de la Constitución ha sido escenario de conciertos multitudinarios, encuentros culturales y también de la puntual ceremonia de izamiento de bandera de cada mañana.

El Templo Mayor, la Catedral Metropolitana, Palacio Nacional y los edificios gemelos son solo algunos de las cosas que vuelven incomparable a este espacio.

Paseo de la Reforma

delegacion-cuauhtemoc-3
Foto: Wikipedia

Sí: sabemos que puede haber muuucho tráfico, pero Paseo de la Reforma debe ser la avenida más bonita, no solo de la Delegación Cuauhtémoc, sino de toda la ciudad.

Poder caminar en el camellón entre gente que patina, familias que pasean, turistas que se maravillan y detenerte a tomar fotos del Ángel de la Independencia, la Diana Cazadora o los nuevos rascacielos es una experiencia que no te debes perder.

La comida

delegacion-cuauhtemoc-4
Foto: Archivo

La cantidad de restaurantes, fondas, cafeterías, casas de té, heladerías, locales y puestos de garnachas que hay en la Delegación Cuauhtémoc es incomparable y la oferta es tan variada, que hay para todos los gustos, sin importar si eres vegano, adoras la carne, estás a dieta o andas buscando algo muy chocolatoso.

La vida nocturna

delegacion-cuauhtemoc-5
Foto: Wikipedia

Sin importar de qué ánimo andes el viernes por la noche, en la Cuauhtémoc encontrarás la respuesta: cantinas para olvidar, bares para celebrar, antros para bailar hasta el amanecer (si su licencia de operación de los permite), karaokes para adueñarte del escenario o salones de baile para poner en práctica tus clases.

Los museos

delegacion-cuauhtemoc-6
Foto: Wikipedia

Mucha de la oferta cultural de la ciudad se concentra también en calles de esta delegación, para que igual que vas a conocer el restaurante de moda o el nuevo bar, no te pierdas las exposiciones temporales en recintos como el Palacio de Bellas Artes, Palacio de Minería, Museo Nacional de Arte, Franz Mayer, San Carlos, Ripley, Museo del Juguete, Modo, Museo Interactivo de Economía, Museo del Estanquillo… y muchos muuuchos más.

Para andar en bici

delegacion-cuauhtemoc-7
Foto: Archivo Cuartoscuro

Uno de esos pequeños lujos que nos podemos dar los chilangos, en medio del tráfico interminable o el caos que puede ser subirse al transporte público, es andar en bicicleta para ir a trabajar o regresar a casa y la Delegación Cuauhtémoc es una de las que tiene más ciclopistas y zonas adaptadas para los ciclistas. ¡Todo un oasis!

La arquitectura

delegacion-cuauhtemoc-8
Foto: Wikipedia

El Palacio Postal debe ser uno de los edificios más bellos de todo México, pero no es el único tesoro arquitectónico que guarda la Cuauhtémoc, donde igual conviven fachadas coloniales que edificios modernos con la última tecnología. En las calles de la Roma, la Condesa y el Centro Histórico hay enormes casonas de siglos pasados, pero si sales a Reforma o la Juárez, encontrarás torres altísimas, llenas de cristales y formas vanguardistas.

La buena onda de la Delegación Cuauhtémoc

delegacion-cuauhtemoc-10
Foto: Archivo Cuartoscuro

Aunque la Ciudad de México es reconocida internacionalmente como una de las más gayfriendly del continente, si hay una zona donde #loveislove es una realidad es la Delegación Cuauhtémoc y no solo porque ahí ocurre cada año la marcha del Orgullo Gay, sino que también tiene cada vez menos barreras para celebrar las diferencias.

Y como debe haber espacio para todos, cada vez hay más lugares donde las mascotas son admitidas, donde personas con sillas de ruedas pueden acceder más fácilmente y donde encontrarás la zona más cosmopolita de toda la capital del país.