De los oficios locales

Revista Chilango.

Las particularidades de la ciudad (sobrepoblación, entre ellas) ha provocado la generación de oficios únicos de la región, así como la tropicalización de otros tantos.

Varios de ellos dependen (en buena parte o en su totalidad) de la propina, cuya apreciación local es peculiar, pues supone una especie de obligación moral que ha llevado a los chilangos a “tener que” desembolsar a diario grandes cantidades por dicho concepto.

De hecho, una manera de categorizar algunos de los oficios locales es el modo en el que sus representantes consiguen la propina: por mera buena voluntad del cliente (Categoría 1); por exigencia, presión, generación de culpabilidad o alguna trampa tendida por el proveedor del servicio (Categoría 2); o bien, por una vil extorsión que se ha vuelto socialmente aceptada y que comúnmente consiste en obligar al cliente a recibir un servicio que no pidió y, por ende, a cooperar con propina por ello (a “mocharse”, como suele decirse en la región). (Evidentemente existen excepciones, así que ni se vale ponerse punk*.)

*Ponerse punk: Crisparse, exasperarse, esponjarse o erizarse hasta rememorar un peinado del movimiento musical y juvenil originado en Londres a mitad de los setenta.

Categoría: Basada en la buena voluntad del cliente

Cerillo (Así se les llama a quienes embolsan los productos en el supermercado)

Mesero (Aunque los de las bodas, por ejemplo, suelen estar en la siguiente categoría)

Repartidor de comida a domicilio

Barista

Taxista

Peluquero

Lanchero de Xochimilco

Taquero (Aunque abundan los que atienden primero a quienes desembolsan propina previamente: ésos pertenecen a la siguiente categoría)

Lavacoches

Categoría: Basada en la presión ejercida por parte del proveedor 

Valet Parking 

Encargado de baños

Maletero (Los que en las centrales de autobús y aeropuertos encaminan al cliente al taxi y cargan su maleta tres pasos para luego estirar la mano pertenecen a la siguiente categoría)

Bartender o cantinero 

Repartidor de Sección Amarilla

Fumigador de calles

Destapador de cañerías urbanas

Limpiadores/aromatizadores de microbuses

Botones (Tan inexplicable su nombre como el de los cerillos)

Acarreador de pasajeros para micros y peseros

Gasolinero

Barrendero o trabajador del sistema de recolección de basura

Músico callejero u organillero

Cartero

Artista de semáforo

Categoría: basada en una extorsión socialmente aceptada

Franelero: viene-viene, venga-venga o hijo de su re=%u0338”÷¬∞¢#@·$!!!

Limpiaparabrisas

“Policía” de estacionamiento de supermercado o centro comercial