‘Dark electro’: baile oscuro en el Centro

Lo que pasa junto al Munal

Ropa negra, pupilentes. Rastas de metal, máscaras antiguas. Esta es la estética de un grupo de personas que cada domingo se juntan en la plaza junto al Museo Nacional de Arte (Munal) para bailar. ¿De qué se trata esto?
 
Krower Black, uno de ellos, nos explica: “Nosotros pertenecemos a un colectivo de baile industrial llamado NID, que son las siglas de Nuclear Infection Dance. Nuestra estética está basada en el mundo posapocalíptico, en el que estamos seguros no habrá agua, la contaminación arrasará con todo [de ahí las máscaras antigas] y tendrás que defenderte como puedas. Si quieres una referencia, piensa en Mad Max“.
 
Suena extraño, pero interesante. Tal vez la discordancia viene del hecho que como mexicanos asociamos la ropa negra con lo gótico y las subculturas dark de los 90: cuando estaban de moda los vampiros y cualquier persona que veíamos con de ese estilo era triste y sombría.
 
102558dark4
dark4
 
El dark electro se aleja por completo de esto, aunque comparten elementos en la manera de vestir. Con sus orígenes en Londres a partir de la Electronic Body Music, desde la década de los 80, es tal vez el género techno más incomprendido, pero que se fue nutriendo de otros elementos: la ciencia ficción, las máquinas, el steampunk o las luces de neón.
 
Es más animado que sombrío. Los raves industriales tienen fusión de electropunk, industrial y post-punk. Las fronteras no están bien delimitadas, así que lo mismo pueden nutrirse del Visual Key de Japón (con su estilo perfectamente cuidado y trajes extravagantes), que de la decadencia de los barrios londinenses. Alemania tiene buenos exponentes y, por alguna razón, ven a México como un terreno fértil. Algunos DJ’s o colectivos de baile han venido de Europa para presentarse en lugares inimaginables, como Orizaba o Tehuacán.
 
102556dark2
dark2
 
Los más puristas encontrarán las diferencias de cada género, pero lo cierto es que a partir de un revival que hubo a partir del año 2000 se hizo más confuso, tal vez por la sanatización de los raves multitudinarios donde corrían drogas de diseño. El dark electro en nuestro país (o dark rave), forma parte de un movimiento más grande llamado Cybergoth, que se alimenta de géneros musicales como el synthpop, aggrotech o futurepop. De hecho, muchos de estos grupos también se consideran ambientalistas y a veces, hasta promueven el cuidado de animales.
 
¿Existen muchos grupos como ustedes? “La escena va creciendo, hay colectivos de baile por todos lados, están pasando cosas interesantes en la república. Por ahí está Suicidal Dance, Cyberia o B.O.W. También hay algunos festivales en la Ciudad de México como el Orus Fest”. Este festival, del año pasado, presentó DJ’s en vivo, body paint, belly dance y performances.
 
Pedimos que nos dieran una muestra de baile. Movimientos frenéticos, pero bien coordinados “Muévete como máquina, pero siente como humano” reza uno de los videos de Viruz Infect Machine, que vimos en la red. El grupo NID se reúne desde hace cuatro años y perfeccionan sus coreografías “echa un ojo a nuestros videos o busca algunos exponentes en Japón, donde tienen un gran nivel”.
 
102558dark4
dark4
 
¿Conseguir este estilo visual es difícil? Hay algunas tiendas que venden ropa, pero la mayoría es hecha a mano o fabricada sobre pedido “las rastas de metal -nos dice Krower- vienen del hecho que en el futuro no habrá agua. Tendremos que cortarnos el cabello. Las rastas de metal, lo representan”.
 
Nos alejamos de ellos, mientras los transeúntes los observan con curiosidad. Algunos sacan el celular para grabarlos y otros más, piden una foto con el grupo. Jóvenes de no más de 25 años que encontraron una subcultura que les acomoda y que forma parte de nuestra Ciudad de México.

También lee: