8 reglas para aprender a comprar vintage

Porque amamos lo antiguo

Checa que la prenda sea modernizable

Usar ropa vintage se trata de darle un toque antiguo, no de disfrazarte de épocas pasadas. Cuando compres ropa antigua, fíjate que sea algo que fácilmente se pueda adaptar a la época actual, ya sea mediante modificaciones o accesorios. Si no, tu compra acabará sirviéndote de disfraz.
 

No te fijes en la marca

La ropa no se trata de coleccionar diseñadores, sino de formar un clóset con diseños buenos, o sea, diseños que den envidia. Recuerda que a la ropa no la hace la marca, sino lo estético que sea el diseño. Así que fuera etiquetas, y a comprar inteligentemente. 
 

Inspecciona bien la ropa

La ropa vintage, o bien, cualquier ropa usada, rara vez vendrá en perfectas condiciones. Por eso, es muy importante saber distinguir qué desperfectos se pueden arreglar, y cuáles no. No confíes en que todo se puede arreglar con detergente y una buena costurera, porque es una idea errónea. Hay que ser especialmente observadores con los zapatos. 
 

Revisa la calidad

Cuando compramos ropa retro, muchas veces nos guiamos mucho por el diseño y poco por la calidad. Recuerda que telas y materiales de poca calidad, si de por si eran frágiles en su época, se pueden descomponer con mayor facilidad después de anto tiempo. 
 

Opta por accesorios

Si todavía no agarras la onda de cómo usar ropa vintage sin parecer disfraz, comienza experimentando con accesorios. Son compras usualmente más accesibles, y fácilmente logran darte ese toque antiguo. Además, en accesorios puedes darte el lujo de no guiarte por la calidad, sino por el diseño. 
 

No todo lo usado es barato

Algo que jamás debes olvidar al momento de pensar en ropa antigua, es que tiene tanta de manda que muchas veces cuesta más que la ropa nueva. Tienes que ser muy paciente para encontrar buenas ofertas, pero sobre todo, aprender a ser selectivo. Pero recuerda: si algo es verdaderamente hermoso y te alcanza el dinero, no lo dudes. 
 

Pregunta las políticas de devoluciones

Siempre fíjate cuáles son las políticas de cambios y devoluciones donde compres. Si no aceptan debes ser muy cuidadoso con lo que compres, porque si no te gusta, ya valiste. Recuerda que bajo advertencia no hay engaño. 
 

Aguas con las compras por internet

Internet es una maravilla para hallazgos de piezas antiguas. Sin embargo, también es una preciosidad para estafadores que te van a hacer pagar y nunca te van a mandar tus compras. Si se tardan más de 24 horas en contestarte, a menos que haya sido por una emergencia, lamentamos informarte que puedes empezar a preocuparte. Antes de comprar, checa el feedback que tenga la tienda o el vendedor.